Salud

Cómo hacerle RCP a un bebé

Pasos a seguir para la reanimación cardiopulmonar de lactantes

martes 23 de abril de 2019 - 7:48 am

Cuando se trata de primeros auxilios, lo ideal es, naturalmente, asistir a uno de los tantos cursos o charlas gratuitas que tanto hospitales públicos, fundaciones y la propia Cruz Roja Argentina brindan periódicamente.

En su defecto, la información brindada a continuación por parte de los mayores expertos en reanimación cardiopulmonar de Argentina y del resto del mundo tal vez pueda ayudar a salvar una vida, en este caso de un niño.

Reanimación cardiopulmonar para lactantes menores a 1 año

Evaluación:

– Sacudí suavemente al chico.

– Si no responde, gritá pidiendo ayuda e iniciá RCP inmediatamente. Si hay otra persona, pedile que llame al servicio médico.

– Arrodillate al lado del niño.

– Abrí la vía aérea elevando el mentón. Extendé la la cabeza y levante el mentón con los dedos.

– Acercá tu oreja a la boca y nariz del lactante.

– Si no respira normalmente, iniciá las compresiones torácicas.

Circulación: compresiones torácicas

– Comprimí el tórax con 2 dedos, bajo una línea imaginaria entre los dos pezones. Aplicá 30 compresiones a una frecuencia de al menos 100 por minuto.

– Dejar que el tórax regrese a su posición entre compresiones, sin despegar los dedos del tórax. La profundidad de las compresiones es de un tercio a un medio del diámetro del tórax (al menos 4 cm.)

Se deben minimizar las interrupciones entre las compresiones torácicas. Si se dispone de ayuda, los reanimadores deben turnarse en la aplicación de las compresiones cada 2 minutos.

Respiración:

– Después de las 30 compresiones iniciales, da 2 respiraciones cortas, cubriendo la boca y nariz del lactante. Asegurate de que el tórax se expanda cuando usted insufla aire.

– Continuá así hasta completar 5 ciclos de 30 compresiones por 2 ventilaciones. (Si se dispone de 2 personas reanimadoras, la relación es de 15:2)

– Si el chico tose o se mueve, detené las maniobras y giralo hacia un costado, en la posición de recuperación, por si vomita. Mantené supervisión continua hasta que llegue la ayuda.

– Si no responde, continuá con las maniobras hasta que llegue el personal de rescate.

Fuente: ConBienestar

COMENTARIOS