Salud

Dolor de cabeza: ¿qué alimentos evitar?

Cuáles son los que contribuyen al aumento de la jaqueca

lunes 22 de abril de 2019 - 7:32 am

Muchas personas sufren las llamadas jaquecas que se caracterizan por dolor fuerte de cabeza de tipo presionante, como si la estuviesen apretando o como si le enterraran clavos, el cual se acompaña con otras molestias generalmente de tipo digestivas como nauseas y vómitos.

Esta enfermedad es de tipo genético y puede desencadenarse por muchas causas entre las que destacan el estrés, emociones fuertes u olores fuertes o desagradables. Pese a ello, también se ha visto que muchos alimentos pueden perjudicar.

Evidencia científica señala a tres sustancias químicas como los principales detonantes de las llamadas jaquecas, ellas son:

– Tiramina: un estimulante de los vasos sanguíneos de cerebro. Se encuentra en el queso cheddar, suizo, Gouda, higos enlatados, entre otros.

– Feniletilamina: una amina de tipo vasoestimulante. Se encuentra presente en: chocolate, bebidas colas, té, café, por lo que se recomienda el café descafeinado y el té de hierbas.

– Histamina: que conllevan a la vasodilatación desencadenante de las jaquecas. Se encuentra presente en el pescado, clara de huevo, quesos curados, embutidos, chocolates, fruta deshidratada.

Aparentemente, las personas que padecen jaquecas no son capaces de metabolizar estas sustancias con suficiente rapidez, por lo que éstas permanecen más tiempo en el organismo y provocan dolores de cabeza.

Los principales alimentos que pueden provocar estos dolores de cabeza son:

– Embutidos, especialmente paté de hígado.

– Fiambres como salchichas, tocino, salame, entre otros.

– Carnes y/o pescados ahumados.

– Quesos duros y maduros por su fuerte olor y/o contenido graso.

– Lácteos, especialmente enteros.

– Chocolate, debido a su componente graso.

– Bebidas colas.

– Café negro y té cargado por su contenido de cafeína.

– Alimentos de tipo procesado.

– Incluso conservas por contener Glutamato Monosódico(GMS).

– Alcohol preferentemente de tipo tinto y espumosos.

– Existen además, una lista más larga entre los que se incluyen harina, palta, frutos secos -especialmente maní, nueces y almendras- y algunos cítricos.

Si te encontrás con un cuadro agudo, se recomienda consumir una comida liviana, baja en fibra y evitando aquellos alimentos que provocan meteorismo como col (repollo, brócoli, coliflor, etc.), los de olor fuerte como el ajo, condimentos irritantes como el ají y aquellos de difícil digestión como las carnes de vacuno, cordero o cerdo,  y la leche y lácteos enteros por su alto contenido en grasa saturada. También se aconseja incrementar el consumo de agua y de infusiones que se caracterizan por su poder calmante.

Lo que sí, es claro tener en cuenta que:

– No todos los dolores de cabeza son de tipo jaquecoide.

– Por su naturaleza genética, quien la padece, lo sufrirá de por vida y debe aprender a manejar las situaciones, que no en todas las personas es igual.

– Si bien los alimentos pueden ayudar a que se desencadene este cuadro agudo, no lo hacen,  en general,  por sí solos, por ende necesita otro factor detonante.

– Si sentís que se te aproxima un cuadro jaquecoso tratá de pensar en situaciones agradables e incrementá el consumo de agua.

Fuente: Guioteca

COMENTARIOS