Salud

Las mejores seis vitaminas para tu piel

Qué aporta cada una de ellas y en qué alimentos se encuentran

sábado 20 de abril de 2019 - 7:58 am

Al alimentar nuestra piel desde el interior, podemos mantenernos más jóvenes y tener más energía. Éstas son las 10 vitaminas más importantes que los dermatólogos recomiendan para mantener el cutis radiante y rejuvenecido.

1. Vitamina A

El retinol es útil para todas las capas principales de la piel. Ayuda a mantener los niveles de colágeno y, por lo tanto, protege a las células del daño solar. También sirve para curar heridas superficiales y colabora a la función de las glándulas de aceite alrededor de los folículos pilosos.

Promueve la regeneración celular saludable. Esto resulta en menos arrugas e incluso puede ayudar a combatir el desarrollo de cáncer de piel cuando se aplica de manera tópica.

La encontrarás en verduras de hoja verde oscuro, así como en frutas y verduras de color naranja y amarillo. También está presente en los huevos, leche fortificada y cereales. Además, se puede tomar como un suplemento y es un ingrediente en muchas cremas antienvejecimiento.

2. Vitamina C

Ayuda a construir y mantener las proteínas en el colágeno. También combate el daño de los radicales libres y los nocivos rayos del sol. Puede ayudar a prevenir o aclarar las manchas de la edad cuando se la emplea de manera tópica.

El ácido ascórbico se puede encontrar en muchas fuentes dietéticas. Además de los cítricos y otras frutas, lo hallarás en el brócoli, coles de Bruselas, coliflor, tomates y papas.

3. Vitamina E

Es un importante antioxidante conocido por sus propiedades curativas. Funciona junto con la vitamina C para fortalecer las paredes celulares. También ayuda a proteger de la radiación ultravioleta y del daño de las moléculas de radicales libres. Sirve para prevenir la sequedad y la inflamación y también puede ayudar a combatir el cáncer de piel.

Podés obtener comiendo nueces y semillas, especialmente almendras y semillas de girasol. También se encuentra en espinacas, brócoli y pimientos rojos dulces. Además, es posible consumirla como suplemento o en muchas lociones y otros productos para el cuidado de la piel.

4. Vitamina D

La fuente más conocida es la luz solar Sólo son necesarios 10 minutos de exposición cada día para obtener los valores recomendados.

Ayuda a producir células saludables en todo el cuerpo y es clave para el mantenimiento de la piel. Puede contribuir a mantener el tono de la piel y prevenir algunas afecciones como la psoriasis.

Aunque es casi imposible reemplazar los efectos de la luz solar en sí misma, la vitamina también se puede encontrar en fuentes dietéticas. Los pescados grasos, el queso, los huevos y los alimentos fortificados.

5. Vitamina K

Es muy importante para el proceso del flujo sanguíneo y la coagulación, por lo que ayuda a curar las heridas con un mínimo de cicatrización. También puede favorecer la curación de las estrías, las arañas vasculares, las manchas de la edad y los círculos debajo de los ojos. Se puede usar de manera tópica para tratar la rosácea y reducir los moretones y la inflamación.

Se la puede consumir en muchas verduras de hoja verde y en el brócoli, coliflor, coles de Bruselas y, en cantidades más pequeñas, en pescado, carne y huevos. Se incluye en muchas cremas para reducir las cicatrices después de la cirugía y alentar la curación de otras heridas de la piel.

6. Vitamina B3

La niacinamida es un poderoso antioxidante. A menudo se utiliza en cremas para tratar el acné u otras erupciones.

No se sintetiza naturalmente en el cuerpo. Los estudios han demostrado que es útil para ciertos cánceres de piel. Además, puede ayudar a curar las células dañadas, mejorar la hidratación y contribuir a un brillo saludable.

Los maníes, carne, legumbres, semillas, los hongos Portobello también aportan una buena cantidad de este importante nutriente.

Fuente: La bioguía

COMENTARIOS