Economía

El FMI apoyó los cambios del Central: “Estos cambios deberían ayudar a anclar las expectativas inflacionarias”

El organismo internacional dio la “bienvenida” a las nuevas medidas anunciadas por el Banco Central y dijo que “deberían ayudar a enfrentar las expectativas inflacionarias”

martes 16 de abril de 2019 - 8:54 pm

El Fondo Monetario Internacional apoyó hoy los cambios introducidos en el esquema monetario anunciados por el titular del Banco Central, Guido Sandleris, y consideró que el congelamiento de los parámetros de la banda cambiaria por la que podrá moverse el dólar de aquí a fin de año sin gatillar una intervención oficial “debería ayudar a anclar las expectativas de inflación”.

Sandleris confìa en que el aplanamiento de la banda cambiaria podría contribuir a contener la inflación, un objetivo en el que el Gobierno y el Fondo están absolutamente alineados.

Según indicó el vocero principal del FMI, Gerry Rice, “los últimos datos del índice de precios al consumidor muestran que romper con la inercia inflacionaria es todavía un desafío difícil para las autoridades argentinas”. Agregó, sin embargo, que “el marco actual de la política monetaria está diseñado de manera apropiada para hacer frente a ese desafío”.

El funcionario del Fondo expresó el respaldo del FMI en un breve comunicado difundido en la capital norteamericana luego de que se conociera el salto que pegó la inflación en el mes de marzo, del 4,7%, y momentos después de que Sandleris anunciara el congelamiento de la banda cambiaria.

“Saludamos el cambio en los parámetros del marco anunciado hoy. Junto con la reciente decisión de extender el cero crecimiento de la base monetaria hasta noviembre, deberían ayudar a anclar las expectativas de inflación”, señaló Rice.

Los anuncios de Sandleris fueron en la dirección de un congelamiento del techo y piso de la banda por la que puede fluctuar el dólar sin intervención, lo que permitirá que hasta diciembre la moneda estadounidense se mueva en una flotación acotada entre los 39,75 y los 51,45 pesos actuales. Ese corset cambiario debería a su vez estabilizar otras variables. En primer lugar la inflación, principal fuente de preocupación tanto en Washington como en Buenos Aires.

El pronóstico original del FMI para la inflación de este año en la Argentina era del 20 por ciento. Debió corregirlo dos semanas atrás, al dar a conocer el staff report de la tercera revisión del acuerdo stand-by por 57.000 millones de dólares.

COMENTARIOS