Sociedad

El gobierno porteño divide las aguas con los “tachos inteligentes” a prueba de cartoneros

Los nuevos contenedores entran dentro del combo de "modernización" de la Avenida Corrientes

martes 16 de abril de 2019 - 3:37 pm

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inauguró con bombos y platillos la “nueva” Avenida Corrientes, que ahora tendrá la mitad de su carril reconvertido en peatonal en horario nocturno, de 19 a 02 de la mañana. Dentro del combo de “modernización”, se encuentran los nuevos “tachos inteligentes”. Los contenedores funcionan con tarjetas magnéticas que portarán aquellos que residan sobre la principal avenida porteña. De esta manera se evita que personas y familias en situación de calle e indigencia puedan buscar en éstos los recursos para sobrevivir.

El lunes 15 de abril Larreta participó del estreno de los contenedores: “Hoy 7am estrenamos 18 nuevos contenedores inteligentes con el Jefe de Gobierno y máximas autoridades del GCBA. Los vecinos recibieron tarjetas magnéticas para uso exclusivo de los contenedores que se mantienen cerrados en este plan de renovación de la Avenida Corrientes”, publicó en un mensaje de Twitter la empresa Veolia, dedicada “servicios ambientales”.

Por su parte, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, aseguró en declaraciones a FutuRock: “El objetivo de los contenedores es tener una ciudad más limpia y que la basura esté adentro del tacho y no dispersa por toda la calle. El recuperador urbano no saca la moneda del día de esos contenedores. Se las rebusca en los contenedores verdes y en otros barrios”.

Las críticas no se hicieron esperar. El dirigente Juan Grabois, quien en declaraciones al mismo programa, sostuvo: “Los contenedores inteligentes de la Ciudad van a durar 10 minutos. La gente los va a romper por desesperación para comer”. Y agregó: “Al que se le ocurrió la idea es un imbécil”.

En la misma línea se expresó el exjefe de Gabinete durante el kirchnerismo, Aníbal Fernández, quien precisó en Twitter que con la medida buscan “joder a los pobres”. Y amplió: “Instalaron contenedores inteligentes para evitar que indigentes retiren comida. Lo hizo el Gobierno porteño en la renovada Avenida Corrientes. Buscan evitar que personas en situación de calle revuelvan la basura”.

Usuarios de Twitter también manifestaron su indignación por ello. “Lo bello de los ‘contenedores inteligentes’ en zonas turísticas de Buenos Aires es que los pobres no van a significar más un displacer estético que haga concluir que en Argentina la gente se está cagando de hambre”, escribió una de ellas.

 

COMENTARIOS