Streaming

¿Por qué escuchar música en streaming contamina más que los vinilos, casetes y CD’s?

El dato alarmante surge de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Glasgow, en Escocia, y de la Universidad de Oslo, de Noruega, a

lunes 15 de abril de 2019 - 3:49 pm

Investigadores de la Universidad de Glasgow, en Escocia, y de la Universidad de Oslo, de Noruega, alertaron sobre los niveles de contaminación que provocan las plataformas de música por streaming.

En un informe titulado “El costo de la música”, los científicos señalan que la música digital es más perjudicial para el medioambiente en relación a los tradicionales formatos físicos, como el disco de vinilo, el casete y el CD.

¿Pero por qué algo inmaterial contaminaría más al planeta que algo físico? El mencionado estudio indica que mientras en el año 1977 se generaron 140 millones de kilogramos de esos gases, la cifra creció a cerca de 300 millones en 2016, sólo en Estados Unidos.

En este punto hay que señalar que el aumento de gases del efecto invernadero se relaciona en buena medida a los recursos que son necesarios para almacenar el contenido digital, por ejemplo la música. Esto implica electricidad y otros recursos para los servidores.

De acuerdo a los especialistas, la energía que requieren todas las plataformas en la era digital provoca daños alarmantes, incluso mayores a los que generó el plástico.

“Podríamos pensar que el crecimiento del streaming está haciendo que la música sea más respetuosa con el medio ambiente. Pero una imagen muy diferente surge cuando pensamos en la energía utilizada para impulsar la escucha de música online”, señaló al respecto Kyle Devine, profesor de la Universidad de Oslo.

Por su parte, Matt Brennan, investigador de la Universidad de Glasgow, notó que el objetivo del informe no es pedir a los consumidores que abandonen las plataformas de streaming digital, sino estar al tanto de las consecuencias que derivan de nuestros hábitos en línea, que trascienden a la industria musical.

“Esperamos que estos hallazgos alienten el cambio hacia opciones de consumo más sostenibles y servicios que remuneren a los creadores de música mientras mitigan el impacto ambiental”, dijo Brennan.

COMENTARIOS