Política

Desde La Fraternidad advierten sobre nuevos paros “si el Gobierno no cambia de rumbo”

El líder gremial rechazó de plano la postura de la Casa Rosada que buscó minimizar el paro general de ayer al definirlo como "un gran piquete nacional"

viernes 11 de abril de 2014 - 12:57 pm

El titular del gremio ferroviario La Fraternidad, Omar Maturano, advirtió hoy que la “paciencia tiene un límite” y si “el Gobierno no cambia el rumbo” el movimiento obrero decidirá una nueva medida de fuerza, en tanto replicó al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, al afirmar que señores “feudales son ellos”.

Maturano confirmó que “todavía” continúa en la CGT oficialista que conduce Antonio Caló, aunque adelantó que cuando el gremio de los maquinistas “orgánicamente decida no estar más, presentaremos la renuncia” a esa representación sindical.

El líder gremial rechazó de plano la postura de la Casa Rosada que buscó minimizar el paro general de ayer al definirlo como “un gran piquete nacional” y recordó que, en el marco de otras medidas, “cuando el transporte no anduvo, la gente se presentó igual a trabajar”. [pullquote position=”right”]Desde La Fraternidad advierten sobre nuevos paros “si el Gobierno no cambia de rumbo”[/pullquote]

En declaraciones a radio La Red, defendió la adhesión de su gremio a la medida de fuerza: “Cuando hay necesidades la paciencia tiene un límite. Podemos ser pacientes, pacientes, pero hay un límite”, insistió.

Ante una pregunta sobre la advertencia de la CGT Azopardo y la Azul y Blanca de llamar a una nueva huelga si la Casa Rosada no responde a los reclamos, Maturano opinó que “el día de hoy no me parece oportuno; acá hay que dar un tiempo, hay que esperar qué medidas toma el Gobierno, a ver si cambia el rumbo”.

Sin embargo, dejó en claro que “si no cambia el rumbo, seguramente aplicaremos otra medida de fuerza”. Por otra parte, el titular de La Fraternidad descalificó afirmaciones de Capitanich, quien al criticar los piquetes acusó ayer a los convocantes a la huelga de recurrir a una “metodología del Medioevo” propia de “señores feudales”.

“A nosotros no nos pueden llamar feudales, me parece que feudales son ellos”, respondió. Maturano añadió que “gracias a Dios estamos en democracia y puede haber libre expresión. Algunos cuando nos expresamos libremente (dicen que) somos destituyentes o que queremos dar un golpe y nosotros -subrayó- no somos golpistas”. El gremialista insistió en destacar que la dirigencia gremial está “esperando que el Gobierno nos dé la solución a los problemas que planteamos”.

Y enfatizó: “La misma gente de otros sindicatos que no adhirieron a la medida pararon porque está convencida de que algo hay que hacer con el impuesto al trabajo, con nuestras obras sociales, con los compañeros jubilados, con la inseguridad que sufre toda la sociedad”.

COMENTARIOS