Psicología

Señales para reconocer a un hipocondríaco

Qué sucede en la mente de quienes padecen este trastorno

lunes 15 de abril de 2019 - 7:45 am

La mayoría de las personas hipocondríacas están constantemente aterrorizadas con la idea de tener una enfermedad física. No están diciendo mentiras sobre sus síntomas, sino que realmente asumen cualquier señal del cuerpo como una condición médica en la que están enfermos.

Algunas de las señales para detectar un hipocondríaco:

– Ciertas personas están muy preocupadas por un órgano específico o sistema del cuerpo, es el caso del corazón o el sistema digestivo.

– El nerviosismo que produce estar enfermo gravemente le impide la normalidad en el trabajo, la familia y la vida social

– Pueden sufrir de ansiedad, nerviosismo o depresión.

– Tienen historial de visitar a muchos médicos y no conseguir un diagnóstico que los convenza.

 

– Muchos de los que se enfrentan a estos síntomas cambian por completo sus intereses.

– Ni la tranquilidad que pueda emitir un médico en su diagnóstico puede aliviar la idea de que sucede algo peor en el organismo.

– Suelen repetirse lo exámenes una y otra vez.

– Usualmente un hipocondríaco puede desencadenar su condición por una pérdida o evento estresante.

Causas de la hipocondría

No se conoce ninguna, pero sí existen factores de riesgo que podrían aumentar las posibilidades de que un adulto desarrolle esta enfermedad:

– Antecedentes de sufrir una enfermedad grave de niño.

– Poca capacidad para expresar las emociones.

– Susceptibilidad a heredar el trastorno.

– Un familiar con una enfermedad grave.

– Una historia de abuso físico o sexual.

El diagnóstico para este tipo de enfermedad podría ser muy difícil para los especialistas porque están tan convencidos de que sus síntomas son causados por una enfermedad médica, que parecen reales.

Cuando el médico realiza exámenes y no encuentra datos que le permitan dar un parte de que una enfermedad física afecta al paciente debe tomar la decisión de remitir a un psicólogo.

Fuente: Vida Sana

COMENTARIOS