Seguinos en nuestras redes

Campo

Un ministro de Scioli adelantó posible reducción de retenciones al trigo

Según aseguró el titular de Asuntos Agrarios bonaerense, sería “con el objetivo de que se produzca más, siempre con calidad y también con precios justos cuidando que no se perjudique el consumo popular

El ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Alejandro Rodríguez, consideró hoy que la Nación puede redefinir una rebaja en las retenciones impuestas para el comercio del trigo con objeto de incrementar la producción del cereal.

En declaraciones a la prensa formuladas en Tres Arroyos, el funcionario expresó: “Creo que sí es posible evaluar la baja de retenciones de algunos productos, como el trigo, tan importante para la provincia de Buenos Aires y para nuestros pequeños productores”.

Según aseguró, sería “con el objetivo de que se produzca más, siempre con calidad y también con precios justos cuidando que no se perjudique el consumo popular, en un contexto en el que no se desfinancien las políticas que benefician a los más humildes y a los trabajadores”. [pullquote position=”right”] Un ministro de Scioli adelantó posible reducción en retenciones al trigo[/pullquote]

Tras su requerimiento de una baja en las retenciones trigueras, explicó que “no es lo mismo cuando este tema viene planteado por los pequeños productores, que tienen mucha importancia para las economías regionales, que cuando lo usan algunos candidatos con ansiedad electoralista”.

“A algunos de estos últimos se les nota cuando hacen propuestas sólo para quedar bien, porque jamás han formulado ni implementado políticas agropecuarias”, fustigó. El titular de la cartera agropecuaria bonaerense dijo que “los productores saben que las retenciones son un instrumento. Lo estratégico son las políticas económicas y sociales de fondo, y si alguien quiere bajar retenciones para debilitar una política social fuerte y activa, seguro no estaremos de acuerdo”.

“En un modelo agroindustrial que beneficia el valor agregado en origen, también es razonable evaluar una redefinición de las retenciones a productos como la harina de trigo y sus derivados panificados, para cuidar el empleo y crear más oportunidades laborales”, apuntó Rodríguez.

Durante la última semana de marzo, los productores bonaerenses plantearon a la administración del gobernador Daniel Scioli la falta de “precisiones” sobre la política triguera previo a realizarse la próxima siembra fina de granos. Los reclamos fueron expresados durante una nueva reunión de la Mesa Agropecuaria Provincial, que tuvo lugar en las oficinas porteñas del gobierno bonaerense el 26 de marzo pasado.

Las empresas que venden semillas de trigo coinciden en que habrá un aumento de la superficie a sembrar en la campaña 2014/15 de entre 5 a 10 por ciento. En igual sentido, las primeras proyecciones privadas indican que la tierra que se destinará al cereal aumentará un 10 por ciento, alrededor de cuatro millones de hectáreas sobre las 3,65 del 2013.

Campo

Más trabas a las exportaciones: el Gobierno limitó la venta de maíz

Los productores tomaron la noticia con preocupación: “Es una pésima señal que trae desconfianza”.

El Ministerio de Agricultura limitó las exportaciones de maíz luego de completarse un saldo de 38,5 millones de toneladas fijas.

Además, el comunicado oficial expresa: “A partir del día de la fecha, sólo se aceptarán para su registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior dentro del régimen especial denominado DJVE-30 establecido por el Artículo 13 de la citada Resolución N° 128/19, siempre que las mismas correspondan con operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con barcos nominados con fecha estimada de arribo”.

Ante este anuncio, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, manifestó: “Seguir interviniendo y burocratizando los mercados es una pésima señal que trae desconfianza en los productores. Ya lo vivimos desde abril con la carne y ahora con el maíz. Nuestro país necesita que todos podamos trabajar libremente para producir sabiendo que vamos a poder vender”.

Por su parte, desde el Ministerio de Agricultura señalaron: “Queremos hacer el esfuerzo de que todo lo que se pueda exportar se exporte, pero al mismo tiempo asegurar que quede disponible el maíz que se necesita para abastecer el consumo interno. No hay ni limitaciones ni nada para comercializar al mercado externo, el mercado exportador está abierto y hay prioridad para el otorgamiento de declaraciones juradas de ventas al exterior para aquellos que ya tienen un negocio cerrado”.

Continuar leyendo

Campo

Alberto y CFK, juntos en un acto: “Necesitamos exportar y que entren divisas, a pesar de la deuda que nos dejaron”

El ministro de Agricultura encabezó el acto junto a los máximos líderes oficialistas y anunció un proyecto de ley que pretende fomentar el desarrollo integral del sector agroindustrial a partir de la inclusión de biotecnología

El ministro de Agricultura y Ganadería, Julián Domínguez, presentó un proyecto de ley que enviará al Congreso con el fin de poner en discusión una ambiciosa reestructuración del sector agropecuario. En el acto que tuvo lugar en Casa Rosada estuvo el presidente Alberto Fernández acompañado de su vice, que aunque esta vez no fue oradora, tenía que mostrar la -debilitada- unidad del Frente de Todos, a 45 días de las elecciones de medio término.

El flamante ministro Domínguez propuso llamar al proceso productivo del campo, de ahora en más, “agrobioindustrial”. Es decir, incluir la biotecnología a la cadena de valor, de cara al 2030 y en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. En ese sentido, Domínguez sostuvo que las decisiones que tomen estarían basadas en el conocimiento de las universidades, el know-how del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de los productores.

“El Presidente me pidió que atendiera la seguridad alimentaria de los argentinos”, manifestó Domínguez, que a su vez promocionó la idea de posicionar al país como “líder agrobioindustrial en la producción de alimentos”.

El anuncio de semejante modernización del sector que menos apoyo electoral le brindó al gobierno no debe sorprender cuando, justo hoy, oficialmente se reanudaron las campañas. De esta manera, el oficialismo busca agradar al campo luego de un año y medio de tensiones, en especial con los exportadores de carne.

Más tarde fue el Presidente el que tomó la palabra, y sus argumentos no fueron muy diferentes a discursos anteriores. Celebró la ley, felicitó a Domínguez y dijo que era el resultado del trabajo del pasado año y medio. “Es una ley que ayuda al desarrollo integral de la Argentina. Nadie quiere un país en el que pocos ganen y millones pierdan”, sostuvo.

Y enseguida apuntó contra la pesada herencia del macrismo: “No hace falta que todos pensemos igual, pero tenemos que acordar en tener el país que nos merecemos. Necesitamos exportar para que entren divisas, a pesar de la deuda que nos dejaron. Lo que queremos es un campo con más industria y más tecnología, no es una o la otra”. Esto último, en referencia a la “grieta” interna rural, productores-industriales, y el sector de ciencia y tecnología que emerge como nuevo actor.

Del otro lado toman el anuncio con pinzas: “Tenemos que ver hechos, acciones concretas y resultados para estar seguros de que realmente todo esto va por un camino de progreso, de diálogo y trabajo conjunto y de definiciones de estrategias. Es lógico que uno sea cauteloso, porque son tantas medidas en contra que uno necesita ver que las cosas se concreten para ver si realmente hay otro modo de relacionamiento con el oficialismo”, le dijo hoy a Infobae el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes.

Los funcionarios publicitaron esta ley como un impulso de industrialización, fomento de nuevas inversiones en la cadena de valor y valor agregado desde el origen del proceso productivo, sentando las bases de un desarrollo sostenible con el objetivo de generar empleo de calidad y propiciar un escenario para la llegada de inversiones. Un mundo color de rosa.

Continuar leyendo

Campo

Manzur y Domínguez se reunieron de urgencia para resolver el conflicto de las exportaciones de carne

Por órdenes del Presidente, el jefe de Gabinete y el ministro de Agricultura discuten una nueva política para remendar la relación con el campo, particularmente después de ver los resultados electorales en Entre Ríos y La Pampa

El Gobierno da un viraje de 180° tras la fulminante derrota electoral, a casi dos semanas de ver los resultados de las primarias. En ese sentido, Alberto Fernández ordenó a los flamantes jefe de Gabinete, Juan Manzur, y ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, a elaborar un paquete de medidas que alivien al campo, lo que apremia una solución a las restricciones en las exportaciones de carne.

La variante económica es lógicamente un factor importante para el sector ganadero, incluyendo productores y frigoríficos, que están atendiendo a varios fenómenos derivados de la limitación a las exportaciones: menores ingresos, y consecuentes despidos. Sin embargo, también se ponen en juego cuestiones políticas. El fracaso del Gobierno en las urnas de La Pampa y Entre Ríos lo obligan a tomar un rumbo diferente si busca remontar la elección.

En Entre Ríos, en las que votó el 72,4% del padrón, Juntos por el Cambio se impuso en todos los departamentos de la provincia y se impuso por amplísimo margen: 52% contra 39,5% del Frente de Todos. En La Pampa, en tanto, la participación fue de poco más del 69% y Juntos por el Cambio se impuso al oficialismo por poco más de diez puntos: 48,8% a 38,3 por ciento.

Con el objetivo de recomponer la relación con el campo, Domínguez ya ordenó a los funcionarios bajo su órbita a reunirse con representantes técnicos de la Mesa de Enlace de aquel sector -integrado la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Federación Agraria y los cooperativistas de Coninagro-, y el martes recibirá a los referentes de esas instituciones.

Del otro lado, Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural, pide con seguridad: “Esperamos que los anuncios que vaya a realizar el Gobierno vayan en línea con el levantamiento total de la medida, que ya está demostrado que fue una decisión que no hizo más que dañar a la producción, a la industria, a los trabajadores de la industria y al país todo”, dijo a Radio Mitre.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR