Psicología

Los niños y la adicción a los videojuegos: qué hacer al respecto

Consejos para que los menores disminuyan el uso de dispositivos electrónicos

jueves 11 de abril de 2019 - 7:06 am

La Organización Mundial de la Salud reconoció a la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental. Debido a que se trata de un trastorno adictivo, es difícil para quienes lo padecen reducir la cantidad de tiempo que invierten en ellos.

¿Qué podés hacer si tu hijo presenta algún nivel de adicción a los videojuegos? Esto recomienda la Academia Americana de Pediatría:

- Los chicos de menos de 18 o 24 meses no deben usar medios de comunicación social, a menos que sea para videoconferencias.

- Con los nenes de 2 a 5 años, se debe limitar el tiempo frente a una pantalla a no más de una hora diaria y de algún programa de buena calidad.

- A medida que el niño crece, la idea de que algo puede ajustarse a todos no funciona muy bien y tendrás que decidir vos cuántos medios de comunicación social permitís que use a diario y los tipos adecuados.

Si te preocupa una adicción al juego en tu hijo, pedí una cita con el médico para que evalúe la situación, te guíe y, en caso necesario, remitirte a un profesional de la salud mental.

Si creés que el comportamiento de tu hijo no llega al nivel de una adicción, pero considerás que le beneficiaría disminuir el tiempo que pasa frente a una pantalla, intentá lo siguiente:

- Establecé en casa momentos libres de tecnología durante las comidas, por ejemplo, o actividades y excursiones familiares específicas. Asegurate de que todos, incluidos los adultos, se alejen de las pantallas durante esos períodos.

- Sacá las pantallas de los dormitorios.

- Fijá límites diarios y semanales para el tiempo que se puede pasar frente a una pantalla y hacé que se cumplan.

- Mantené una conversación con la familia acerca del tiempo que pasan frente a una pantalla en casa, hablá sobre la importancia de poner límites y el beneficio de hacer actividades que no implican dispositivos electrónicos.

- Recordales a tus hijos que aprender maneras positivas de conectarse y desconectarse de las pantallas puede, en general, ayudarles a proteger su seguridad y salud.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS