Economía

Por la escasez de dólares, las provincias estudian poner en marcha un canje voluntario de deuda

La escasez de divisas que experimenta el Banco Central ha llevado a varias provincias a estudiar la posibilidad de lanzar un canje voluntario de bonos por unos u$s 2.000 millones que vencen entre 2014 y 2015

viernes 11 de abril de 2014 - 6:40 am

La falta de dólares y la delicada performance de las reservas del Banco Central parecen augurar, al menos, dos años de sequía que harán necesaria una gestión cuidadosa de ese recurso vital para cualquier economía del mundo.

En el Banco Central lo saben, ya que tanto la devaluación en marcha que afecta a los estados provinciales cuyos ingresos se generan en pesos como la suba de la tasa de interés, que encarece los créditos pertenecen al ámbito de la entidad monetaria. A la vez, toman en cuenta que en 2015 vencen u$s 6.000 millones del Boden 2015.[pullquote position=”right”]Por la escasez de dólares, las provincias estudian poner en marcha un canje voluntario de deuda[/pullquote]

Por eso en las últimas semanas, y casi como si se tratara de un preanuncio sobre la conveniencia de evitar desembolsos indeseados, han seguido con atención las gestiones para que tanto la Ciudad de Buenos Aires, como la provincia de Buenos Aires, Neuquén y Chaco, entre otras, comiencen a sondear la posibilidad de canjear voluntariamente una parte de su deuda emitida en dólares cuyo vencimiento opera en 2015.

El dato es que ya trabajan varios equipos de técnicos provinciales junto con la banca de inversión para lanzar próximamente estas nuevas emisiones. “Si trata de un paso lógico en función de ordenar las finanzas provinciales y acorde al contexto de inflación y alza en los salarios públicos que viven las provincias”, dijo Ariel Barraud, analista del IARAF.

Si bien Scioli no tiene vencimientos de deuda externa para 2014, en 2015 las arcas bonaerenses deberán desprenderse de un total de u$s 1.250 millones. Se trata de emisiones en el exterior, cuyo agente de pagos es el Bank of New York Mellon, bajo legislación de esa ciudad. Del total, u$s 200 millones vencen en febrero y el restante (u$s 1.050 millones) en octubre, pocos días antes de las elecciones presidenciales. “El gobernador es un hombre de extremo orden en los números, suele sentarse los fines de semana con un anotador y un lápiz a hacer las cuentas para saber cómo se encuentran las finanzas de la Provincia”, sostienen fuentes cercanas al precandidato presidencial.

Para Mauricio Macri el panorama luce más tranquilo. Con un presupuesto mucho más pequeño que administrar, las deudas en dólares de la Ciudad se distribuyen en u$s 220 millones para este año y unos u$s 500 millones para 2015.

Por su parte, la provincia de Neuquén deberá cancelar deuda por u$s 125 millones de dólares que obtuvo bajo ley de Nueva York. Este bono (NRH1), está garantizado por las regalías hidrocarburíferas de la provincia, por lo que no habría problema para reunir los fondos. Pero eso no asegura que el Central ponga a su disposición los dólares para hacer la transferencia.

Si bien Santa Fe, Córdoba y Mendoza también tienen un alto grado de participación de la deuda en dólares en el stock total de los pasivos provinciales (en Santa Fe es del 82,1%; en Córdoba 56,4%; Mendoza 50,1%) como en 2015 no operan vencimientos formales, cada uno de estos gobiernos tendría un margen más importante para hacer cambios.

COMENTARIOS