Música

A 25 años de su muerte, el día que Kurt Cobain saboteó su show en Argentina por el machismo

El 30 de octubre de 1992, Nirvana dio un histórico recital en el Estadio José Amalfitani. Hubo de todo: desde una insólita lista de temas -que incluyó uno inédito- hasta una batería de juguete. Una actitud machista del público hizo a los de Seattle burlarse en vivo

viernes 5 de abril de 2019 - 3:06 pm

El 30 de octubre de 1992, en pleno apogeo, Nirvana se presentó en el Estadio José Amalfitani ante 50.000 personas. El resultado fueron apenas 40 minutos de show, un Kurt Cobain deslucido e irónico. Y un setlist insólito. Minutos antes de salir a escena, ocurrió algo que hizo ofuscar a la banda de Seattle, pero en especial, a Cobain, quien debió ser calmado para no sabotear por completo el recital. La anécdota cobra fuerza este viernes en el marco de un aniversario de la muerte del célebre icono de la cultura grunge.

Lo que ocurrió minutos antes fue un show soporte de la banda Calamity Jane, integrada íntegramente por mujeres. El grupo de Portland no tuvo la misma recibida que Los Brujos, los locales que iniciaron la jornada. A las de Portland las abuchearon y hasta le tiraron objetos, lo cual hizo enfurecer a Kurt Cobain.

Al respecto, el líder de Nirvana reconoció tiempo después: “Cuando tocamos en Buenos Aires llevamos una banda de chicas de Portland llamada Calamity Jane para que sean teloneras. Cuando estaban tocando la gente comenzó a tirar monedas, tierra y rocas, todo lo que encontraban en sus bolsillos. Eventualmente, las chicas rompieron en llantos. Fue terrible, una de las peores cosas que había visto en mi vida. Fue mucho sexismo al mismo tiempo”.

Además, Cobain aseguró que si el bajista de la banda no lo frenaba, quizás hubiese arruinado el concierto o se habría negado a tocar. “Kris -Novoselic-, conociendo mi manera de pensar sobre estas cosas, intentó calmarme porque yo me negaba a salir a tocar. Pero terminamos pasándola bien, mofándonos de ellos -la audiencia-“.

La estrategia del grupo fue inteligente: no tocaron ‘Smells Like Teen Spirit’, pero amagaron con tocarla durante todo el recital. Sólo tocaron la intro. “Antes de cada canción tocábamos la intro de ‘Smells Like Teen Spirit” y después parábamos. Ellos no se daban cuenta que era una forma de protesta a lo que habían hecho antes. Tocamos alrededor de 40 minutos y la mayoría de las canciones eran de Incesticide -disco que todavía no se había editado-, por lo que no reconocieron ninguna canción. Terminamos el show tocando la canción escondida “Endless, Nameless” que está al final de Nevermind, y como estábamos tan furiosos y enojados con toda esa situación, que esa canción y todo el set fue una de las mejores experiencias que me tocó vivir”, contó Cobain.

Para molestar aún más al público, Nirvana arrancó el recital con una extraña canción que de seguro la gente no conocía en absoluto -probablemente para reemplazar “Smells Like Teen Spirits- llamada “Nobody Knows I’m New Wave”, donde se cree que gran parte de la letra fue improvisada en el momento. Quizás sea por eso mismo que hoy, a 27 años de aquel concierto, quienes asistieron reconocen haber sido testigos de un hecho inédito. Es que lo fue, no hay registro en alguno en los archivos de la banda de que hayan tocado esa canción en otra oportunidad.

A la hora de tocar “Come As You Are” se notaba que los muchachos apenas la habían practicado y lo hacían sin entusiasmo. Lo mismo cuando interpretaron “Polly”, momento en que Dave Grohl subió una batería de juguete al escenario, haciendo que Kurt soltara una sonrisa. De todas maneras hubo buenos momentos, como cuando tocaron una versión particularmente pesada de “In Bloom”. Sin dudas histórico, como la figura de Kirt Cobain, que hoy es recordada en a 25 años de su trágica muerte.

COMENTARIOS