Salud

Cómo afecta el bruxismo a tu boca

La zona de la mandíbula no es ajena a los efectos de sufrir estrés

lunes 8 de abril de 2019 - 7:59 am

Todos los seres humanos experimentan dolor de mandíbula una o más veces en la vida. Se trata de una reacción natural ante situaciones que causan frustración, enojo, preocupación o nerviosismo. De hecho, se considera positivo tener un poco de estrés, el problema es cuando éste permanece incluso cuando el factor estresante ya no está, ya que puede convertirse en crónico.

El estrés crónico puede llevar a desarrollar problemas de salud y uno de ellos el dolor de mandíbula. Éste puede ser producido como una manifestación de bruxismo, es decir rechinar o apretar los dientes. Quien sufre este trastorno puede llevar a cabo esta acción cuando duerme y también mientras está despierto.

Aunque no es exclusivo del estrés, el aumento de éste, así como la ansiedad, ira, frustración o tensión, son factores de riesgo para desarrollarlo. Si sufrís de bruxismo, además de dolor e inflamación de mandíbula, podés presentar síntomas como:

– Dientes aplanados e incluso fracturados.

– Esmalte dental desgastado.

– Mandíbula trabada.

– Inflamación de cuello o rostro.

– Dolor de cabeza que empieza en las sienes.

– Lastimaduras por morder la parte interna de la mejilla.

– Alteración del sueño.

Si bien no causa complicaciones graves, a la larga puede provocar trastornos en las articulaciones temporomandibulares, ubicadas delante de los oídos, haciéndolas sonar cuando abrís y cierras la boca.

Cuando es leve, es decir, no ha causado daños, principalmente a los dientes, al ser causado por el estrés la mejor opción son las técnicas de relajación, meditación, yoga o terapia, la cual también aplica en caso de la ansiedad. Sin embargo, es importante consultar con tu odontólogo para confirmar que no existan daños y, de ser así, el tratamiento necesario.

Fuente: Salud 180

COMENTARIOS