España

“Yo te voy a prestar mis manos”: el video del hombre que ayudó a morir a su mujer y fue detenido

María José Carrasco había sido diagnosticada con esclerosis múltiple hace tres décadas. Estaba esperando la legalización de la eutanasia en España para poder acabar con su vida, pero la ley no salió en el Congreso

jueves 4 de abril de 2019 - 6:30 pm

Un español fue detenido en España por ayudar a morir a su esposa María José Carrasco, de 61 años. La mujer había sido diagnosticada con esclerosis múltiple a sus 30 años de edad y se encontraba en fase terminal con grandes dolores y dosis diarias de morfina.

María le había pedido a su marido en reiteradas ocasiones que la ayudase a acabar con su vida, ya que no podía seguir soportando el sufrimiento. El pasado mes de octubre incluso pidió ayuda frente a las cámaras de la televisión pública española, expresando su deseo de descansar en paz en medio del debate frente a la legalización de la eutanasia en el país.

Toda la secuencia fue grabada por el hombre, quien expresamente le pregunta a su mujer si está dispuesta a suicidarse, a lo que ella asiente con la cabeza. La filmación luego muestra cómo, al día siguiente, Ángel Hernandez le facilita el líquido a su mujer. “A ver, dame la mano, que quiero notar la ausencia definitiva de tu sufrimiento”, le dice Ángel Hernández a su mujer, minutos antes de que ella descanse en paz finalmente.

Ángel Hernández, de 69 años, fue entonces detenido por la Policía de Madrid en el domicilio donde residían, acusado de homicidio por haber suministrado a su mujer pentobarbital sódico, la sustancia utilizada en los países en que la eutanasia es legal, que produce una muerte tranquila y sin dolor. Esta sustancia solo puede ser obtenida en España de manera ilegal.

En las redes sociales, la noticia se viralizó internacionalmente y es considerada por la mayoría como un gran “acto de amor”:

En España hay una demanda social de más del 80% de la población a favor de la legalización de la eutanasia, pero el proyecto aún no fue aprobado por el Congreso.

COMENTARIOS