Salud

Ataques cardíacos en los jóvenes: qué tan comunes son

Cuáles son cuatro causas frecuentes

viernes 5 de abril de 2019 - 7:24 am

Los ataques cardíacos son extremadamente raros en los jóvenes. Pero, si bien son la principal causa de muerte en los hombre de entre 45 y 54 años, son cada vez más comunes en mujeres jóvenes.

Hay una diferencia clave, sin embargo, en la terminología. Si bien la mayoría de las personas asume que “ataque cardíaco” y “paro cardíaco” con la misma cosa, hay una diferencia distinguible entre los dos.

Se produce un ataque cardíaco cuando una o más de las arterias coronarias, que suministran sangre al músculo cardíaco, se bloquean, lo que hace que una parte del corazón quede sin sangre y oxígeno, lo que finalmente lleva a que esa parte del músculo muera (a menos de que sea tratado de inmediato).

Un paro cardíaco es ligeramente diferente. Es cuando el corazón entra en un ritmo anormal y es incapaz de bombear sangre por todo el cuerpo.

Las causas probables de un ataque cardíaco en personas muy jóvenes difieren de las posibles causas de un paro, o de muerte súbita cardíaca, como también se denomina.

Las causas de los ataques cardíacos en jóvenes pueden incluir:

1 -Anormalidades de la coagulación, que resultan en la formación de un coágulo de sangre en una de las arterias coronarias.

2 – Una fractura en la pared de la arteria que resulta en el bloqueo. Esto se conoce como “disección coronaria espontánea” y, aunque la incidencia general es muy baja, puede ocurrir en mujeres embarazadas o durante el ejercicio intenso.

3 – Drogas, especialmente la cocaína. Puede causar un espasmo intenso de la arteria coronaria, un ritmo cardíaco rápido (taquicardia) y un aumento de la coagulación de la sangre.

4 – Una forma hereditaria de colesterol sanguíneo muy alto, conocido como hipercolesterolemia familiar. Esto puede causar una acumulación de colesterol en las arterias, lo que aumenta el riesgo de bloqueo repentino.

Las causas de muerte cardíaca súbita en personas jóvenes pueden incluir:

1 – Enfermedades específicas hereditarias del músculo cardíaco, conocidas como miocardiopatía. La miocardiopatía hipertrófica, por ejemplo, puede asociarse con la causa de un ritmo cardíaco anormal, pero a menudo no se diagnostica debido a los síntomas mínimos.

2 – Una serie de anomalías específicas del sistema eléctrico del corazón que causan ritmos cardíacos anormales, que también pueden heredarse.

Fuente: Cosmopolitan

COMENTARIOS