Sociedad

Las consecuencias del paro: Buenos Aires, una ciudad fantasma

El paro de este jueves 10 de abril, que aún dura hasta las 00.00 del día de hoy, provocó graves problemas para movilizarse, transformando la Ciudad de Buenos Aires en una ciudad fantasma

jueves 10 de abril de 2014 - 7:27 pm

El paro nacional que realizó hoy el sindicalismo opositor afectó los servicios de transporte terrestre, marítimo y aéreo, así como el normal funcionamiento de otras actividades comerciales.

La siguiente es una síntesis de los servicios afectados: – TRANSPORTE DE CARGA Y RECOLECCION DE BASURA: El paro del Sindicato de Camioneros, que conduce el jefe de la CGT opositora Hugo Moyano, impidió la circulación del transporte de carga y la recolección de residuos.

– COLECTIVOS Y SUBTE: La adhesión de la Unión Tranviaria Automotores (UTA) -gremio que pertenece a la CGT oficialista- dejó sin colectivos de corta, mediana y larga distancia, a miles de usuarios en todo el país. La protesta de ese gremio también paralizó las seis líneas del subterráneo porteño y Premetro, aunque otro sector de los trabajadores agrupados en la Asociación Sindical no se sumó al paro nacional.

– TRENES: La adhesión al paro de la Asociación de Señaleros Ferroviarios (ASFA) y de la Fraternidad, el gremio de los conductores de trenes, provocó que no funcionen los servicios de transporte de pasajero que circulan entre la Capital Federal y el Conurbano bonaerense, y por otras regiones del país.

– AVIONES: Los vuelos internacionales sufrieron demoras y cancelaciones, mientras que los de cabotaje quedaron completamente afectados por la protesta de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (tripulantes de cabina) y la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA). [pullquote position=”right”]Las consecuencias del paro: Buenos Aires, una ciudad fantasma[/pullquote]

– GASTRONOMIA Y COMERCIOS: El paro se sintió con fuerza en los comercios gastronómicos, cuyo sindicato conduce el titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, aunque se observaron algunos comercios que operaron con ciertos resguardos y fueron atendidos principalmente por sus propietarios.

– JUSTICIA: el paro logró un acatamiento del “90 por ciento” en el sector de la Justicia, según calcularon en el gremio UEJN que conduce el moyanista Julio Piumato, por lo que no se observó movimiento en los tribunales de Comodoro Py 2002, en el Palacio de Tribunales, en el edificio de Avenida de los Inmigrantes y en el resto de las dependencias judiciales de la Capital Federal.

– EDUCACION: Aunque el paro fue parcial, faltaron muchos docentes por las dificultades para transportarse. El ministro de Educación, Alberto Sileoni, admitió que la actividad en las escuelas fue “irregular” pese a la decisión de no adherir al paro de los gremios docentes.

– HOSPITALES PUBLICOS: El paro en esos establecimientos fue parcial y se mantuvieron guardias mínimas por la adhesión al paro de los empleados agrupados en ATE.
– CARGA DE COMBUSTIBLE: No se vendió combustible porque el Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio se sumó a la protesta.
– BANCOS: La atención en los bancos fue parcial y aunque las entidades permanecieron abiertas, no hubo clearing bancario ni recarga de cajeros automáticos.

COMENTARIOS