Alimentación

Seis hábitos que te hacen comer más

Si estás a dieta o querés comer saludable, prestá atención a estos factores

martes 2 de abril de 2019 - 7:12 am

Al seguir una dieta o tratar de mantener nuestro peso tenemos como principal desafío controlar la sensación de hambre para no caer en antojos. A ello debemos sumar una serie de hábitos que nos hacen comer más de lo que necesitamos y que a menudo hacemos de forma inconsciente.

Estos son algunos de ellos:

1. Saltarse el desayuno

Si deseás mejorar tu dieta y que las ingestas de comida que realices a lo largo el día sean equilibradas debés desayunar. Esto aporta entre un 20 y un 25% de la energía que nuestro organismo precisa, además de contribuir a que rindamos más a lo largo de la mañana y no lleguemos con un hambre exagerada a la siguiente comida.

2. Hacer un dieta con exceso de hidratos de carbono

Hay alimentos y comidas que nos hacen tener más hambre. En su versión no integral y refinada, los hidratos de carbono como las pizzas, el pan blanco, los snacks, la pasta y repostería favorecen el consumo al incrementar los niveles de insulina y hacernos sentir hambrientos. La cantidad de calorías vacías que aportan nos dan una breve sensación de saciedad.

3. Beber bebidas azucaradas y con gas

Si deseás hacer una dieta sana y no aportar un exceso de calorías y azúcares a tu organismo, entonces debés recurrir al agua antes que a bebidas carbonatadas, siendo incluso perjudiciales las versiones light y zero ya que aunque no tengan azucares, contienen edulcorantes artificiales. El sabor dulce que tienen todas estas bebidas hace también que se incrementen las ganas de comer.

4. Comer rápido

Se aconseja comer despacio y masticar correctamente para hacer más fáciles las digestiones y evitar problemas gastrointestinales. Además, así saborearemos más lo que comemos.

5. Ver u oler comidas apetecibles

Cuando nuestro cerebro recibe estímulos olfativos o visuales de comida, se activan los mecanismos de recompensa y nos impulsa a comer. Ser consciente de esos estímulos y saber controlarlos es una de las claves.

6. La falta de sueño y el estrés

No dormir un número suficiente de horas al día estimula el apetito y hace que nos sintamos más predispuestos a comer comida poco saludable. Algo similar ocurre con el estrés ya que también hace que tengamos más ansias de comer. El estrés hace que se segregue más cortisol y se disparan los niveles de grelina, la hormona que genera la sensación de apetito. El cerebro nos hace creer que necesitamos comer, cuando lo que se precisa es tranquilidad y calma.

Fuente: Biotrendies

COMENTARIOS