Salud

De qué trata la alergia al látex

Debido a sus propiedades elásticas hay más de 40.000 objetos con látex que pueden generar problemas en los alérgicos

domingo 31 de marzo de 2019 - 7:20 am

Debido a sus propiedades elásticas hay más de 40.000 objetos de uso cotidiano y sanitario con látex, que es el principal componente del caucho natural. Algunos -globos, chupetes, guantes y preservativos- son más fácilmente identificables que otros, como las suelas de los zapatos y los aparatos para tomar la tensión.

Entre el 0,3 y el 1 por ciento de la población padece alergia al látex. Los síntomas son variables según la vía de exposición, la cantidad de alérgeno y los factores individuales de la persona alérgica. Además de las manifestaciones cutáneas (urticaria, angioedema y dermatitis), pueden sufrir problemas respiratorios, como la rinoconjuntivitis, el asma y la bronquitis eosinofílica. En los casos más graves puede llegar a producirse una reacción anafiláctica.

Es importante saber que los síntomas se pueden ocasionar por contacto directo con productos que tengan látex o por inhalación, porque los objetos fabricados con este material liberan partículas al aire.

Los grupos con más riesgo son los trabajadores sanitarios, los empleados expuestos permanentemente a materiales con látex, los niños con espina bífida, los pacientes con tratamientos quirúrgicos frecuentes, los niños con ventilación asistida domiciliaria y los alérgicos a las frutas.

Es importante que el paciente informe siempre a todo el personal sanitario que lo atiende, ya que el medio hospitalario es el lugar más peligroso, y trabajar en él constituye uno de los factores más importantes para la sensibilización al látex.

El paciente debería acudir a Urgencias siempre que exista una anafilaxia, pero también cuando aparezcan síntomas respiratorios a nivel bronquial o si hay edema en zonas que produzcan compromiso respiratorio.

Síntomas leves

  • Picazón
  • Enrojecimiento de la piel
  • Urticaria o erupción cutánea

Síntomas más graves

  • Estornudos
  • Moqueo
  • Ojos llorosos y con picazón
  • Garganta irritada
  • Dificultad para respirar
  • Silbido al respirar
  • Tos

Síntomas que pueden poner en riesgo la vida: Anafilaxia

  • Dificultad para respirar
  • Urticaria o hinchazón
  • Náuseas y vómitos
  • Silbido al respirar
  • Caída de la presión arterial
  • Mareos
  • Pérdida del conocimiento
  • Confusión
  • Pulso débil o rápido

Fuente: Cuidate Plus / Mayo Clinic

COMENTARIOS