Caso D’Alessio

Revelan que Stornelli investigó a la expareja de su mujer a través de D’Alessio

El informe es parte de una de las imputaciones que se le hacen al fiscal, dentro de la resolución del juez Ramos Padilla que lo nombró "en rebeldía" por no presentarse a declarar

miércoles 27 de marzo de 2019 - 2:04 pm

Más problemas para el fiscal Carlos Stornelli. Tras ser declarado “en rebeldía” por no presentarse a declaración a indagatoria en cuatro oportunidades por pedido del juez de Dolores Alejo Ramos Padilla, ahora una conversación que el fiscal mantuvo con Marcelo D’Alessio lo complican aún más.

Los mensajes, a los que tuvo acceso el periodista Hugo Alconada Mon a partir de la resolución que declaró en rebeldía a Stornelli, tuvieron lugar entre el 11 y el 16 de enero de este año. Allí, D’Alessio y Stornelli dejan entrever una maniobra para encontrar datos sobre el peruano Jorge Christian Castañón, expareja de la mujer del fiscal.

“Stornelli no le ordenó nada. D’Alessio se mandó solo y luego dijo boludeces, como siempre”, replicaron cerca del círculo del fiscal. “Un día le escribió (al fiscal) y le preguntó el nombre (de la expareja de su mujer), y sin que nadie le ordenara nada, él se ofreció a averiguar y después vino con que los pilotos tienen pasajes gratis y que trabajaba en una línea aérea”.

Los diálogos

El juez le imputó a Stornelli presuntas “labores de espionaje en forma paralela a las investigaciones judiciales a Marcelo Sebastián D’Alessio respecto de Jorge Christian Castañon, de nacionalidad peruana y presunto piloto de la aerolínea United Express, empresa subsidiaria y de cabotaje en los Estados Unidos de United Airlines”.

A continuación, el magistrado enumeró los mensajes que Stornelli y D’Alessio habrían intercambiado por WhatsApp entre el 11 y 16 de enero pasado, a partir de un mensaje del fiscal en el que alude a la “presa” y precisa que Castañón dijo trabajar primero para “la Marina” y luego para United Airlines, y que “siempre fue bagayero. Peruano. Nacionalizado. Reniega de su origen”, a lo cual D’Alessio replicó: “Yo me encargo”.

Tres días después, según la resolución de Ramos Padilla, Stornelli le preguntó a D’Alessio: “Averiguaste algo del peruano?”, consulta que el falso abogado respondió dos días después. Replicó que trabajaría para United Express, a las órdenes de Andrew Ashbury, y que Castañón no trabajaría como empleado directo de United Airlines. “Consigue pasajes gratis y de upa. También con descuentos. Léase: Bagayero”.

A continuación, siempre según la resolución de Ramos Padilla, el fiscal Stornelli preguntó: “Q se puede hacer?”, a lo que D’Alessio respondió: “Lo tenemos q ver personalmente.”

El escrito judicial señala que después D’Alessio le envía un mensaje de voz por WhatsApp con más datos personales del piloto, a lo que Stornelli contesta: “Se puede advertir en algún lado del bagayo? O no vale la pena”. Siempre según la resolución, el falso abogado respondió: “Sí, yo le haría algo un poquito peor, por eso quiero hablarlo personalmente con vos, no por acá. Le pondría algo en la valija viste y ahí se deja de joder. Lo bloquea allá acá o donde vos quieras”.

Para el fiscal Stornelli, los intercambios con D’Alessio corresponden a la esfera íntima de su familia, y así lo habría explicado en el escrito que presentó ante la Procuración General en cuanto estalló el escándalo. Para Ramos Padilla, por el contrario, reflejaría cómo D’Alessio habría trabajado en las sombras a las órdenes del fiscal.

Según reconstruyó La Nación, Castañón registra un domicilio fiscal en la ciudad de Buenos Aires, como así también cuenta con una clave única de identificación tributaria (CUIT) emitida en base al número de documento para extranjeros que obtuvo en la Argentina, donde fue la pareja de Claudia Graciela Reston, actual mujer de Stornelli.

Al concluir esa relación, no obstante, Castañon retornó a Estados Unidos, donde registra un domicilio en Boca Ratón y figura como aportante al Partido Republicano en el estado de Florida hasta mayo de 2017, aunque luego se estableció más al norte, en New Jersey.

Durante su estadía en la Argentina, sin embargo, Castañón afrontó en 2016 un procedimiento legal aduanero por el que se inició un expediente administrativo, en el que figuró con su número de pasaporte estadounidense y registró una resolución en 2018.

COMENTARIOS