Economía

Con un dólar imparable, el Gobierno y el FMI no tienen “plan B” por fuera de la esperada oferta de divisas

Ya no hay marcha atrás en el plan económico debido a la gran volatilidad del mercado. El Gobierno espera ansioso que aparezca la oferta de la cosecha y el FMI apruebe el desembolso por casi u$s11.000 millones

miércoles 27 de marzo de 2019 - 10:48 am

La suba del dólar parece incontenible, y es el gran tema del equipo económico del Gobierno, quien espera ansioso que aparezca la oferta de la cosecha y el Fondo Monetario Internacional apruebe el desembolso por casi u$s11.000 millones.

El mercado ya se dio cuenta que el Banco Central no puede contener la volatilidad de la divisa, lo cual genera cada vez más incertidumbre. Es que la autoridad monetaria sólo tiene la suba de tasas como medida paliatoria para evitar que el billete continúe con su escalada alcista.

El tope del Gobierno es un dólar a $44, lo cual ya se concretó en la jornada de este miércoles. Lo único que espera es la oferta de divisas para apagar el fuego. Lo mismo piensan en el Fondo Monetario Internacional (FMI), que tratará y aprobará el 5 de abril la tercera revisión del caso argentino para así liberar los ansiados dólares.

Si bien estaba descontado que el organismo aprobaría el desembolso por casi u$s11.000 millones, que se produzca ni bien comenzado abril acelerará el esquema de venta de dólares que ya anunció Nicolás Dujovne. Igualmente comenzaría a mediados del mes próximo.

Esa oferta de u$s60 millones por día sumado a lo que aportará el campo -se estima entre u$s50 y u$s75 millones- debería estabilizar la balanza e incluso llevar al dólar para abajo. Eso imaginan en el Central y en el Fondo: que el billete estará más cerca de la banda inferior de la zona de no intervención.

Es la única carta que tiene este plan económico de estabilización ideado entre el Gobierno y el organismo. La oferta de divisas proviene casi únicamente de lo que puedan liquidar los chacareros. Si bien la balanza comercial ya no es deficitaria como antes, apenas sale empatada. No hay más oferta de divisas de otros sectores exportables.

Por fuera de eso, según informa el sitio iProfesional, no hay plan B ni para el FMI ni para el Banco Central. Se ha llegado a un camino sin vuelta atrás, un callejón sin salida. Están convencidos Creen que esta mayor oferta de divisas le dará tiempo a que el plan de cero crecimiento de la base monetaria seque la plaza para cuando esta mayor cantidad de dólares no esté (imaginan a partir de mayo o junio cuando ya no hay divisas de la cosecha). Y es por eso que no cambiarán la hoja de ruta que, según ellos dicen, empezará a mostrar sus frutos en las próximas semanas.

COMENTARIOS