Seguinos en nuestras redes

Cine

“Leaving Neverland”: ¿se puede seguir escuchando a Michael Jackson?

El documental de cuatro horas, centrado en los presuntos abusos del “Rey del Pop” a menores de edad en su mansión, es de una dolorosa contundencia. Tras su estreno, sellos discográficos, radios y programas de televisión comenzaron a eliminar la música del artista de su programación como declaración de principios, pero ¿se debe separar a la obra del artista?

Columna publicada originalmente en Infobae

Las cuatro horas de Leaving Neverland son arrasadoras. Es imposible salir de la experiencia sin quedar impactado por el relato de estos dos jóvenes que fueron abusados por Michael Jackson a lo largo de varios años en pleno desarrollo de su infancia. No es que los hechos no se conocieran o sospecharan: el ídolo pop debió enfrentar juicios de los cuales salió absuelto o con millonarios arreglos extrajudiciales. Tampoco resulta sorprendente que la sexualidad del cantante -famoso por su excentricidad extrema, por su infantilismo e inmadurez combinados con el poder omnímodo de una estrella en la era global- fuera perversa y abusiva.

Sin embargo, el hecho de escuchar con lujo de detalles no solo cada una de las escenas sexuales que los niños tuvieron que atravesar en la cama de su ídolo sino también el proceso de seducción previa y el abandono al cabo de un tiempo cuando un nuevo infante ocupaba su lugar, es realmente demoledor. Es cierto que el documental no muestra ninguna voz opuesta al discurso de las víctimas pero los dos jóvenes sostienen su testimonio de manera muy convincente: son inteligentes y articulados y su relato encaja perfectamente con la estrafalaria vida del cantante. Es un hecho admitido en los juicios que Jackson compartía noches enteras durmiendo con niños en la misma cama. Creerle a un niño intimidado y encandilado con la fama de su ídolo que no había habido ningún tipo de contacto físico era un acto de fe un tanto ingenuo.

https://www.youtube.com/watch?v=VXW1pJWYbY4

Publicidad

Los detalles íntimos son relatados crudamente. Sin embargo, los momentos más emotivos para los testimoniantes tienen que ver con la disolución de las familias, el desapego de los padres, la entrega de un hijo como ofrenda al dios de la popularidad. La cercanía a una estrella como Michael Jackson funciona como una bomba radiactiva, que deja secuelas inmediatas y otras que se van desplegando en el tiempo. Más allá de sus imperfecciones, es de esperar que Leaving Neverland funcione como un paso más de la catarsis sanadora de esos jóvenes y de aquellos otros que pasaron por la misma situación abusiva sin la posibilidad de contarlo a viva voz.

Como señala mi colega Santiago García, uno de las cosas que quedan claras del documental, aunque éste se encarga cuidadosamente de no indagar en ello, es que el abuso implicaba una red de complicidades enorme en el entorno de la estrella. No hay manera de que en las giras la habitación de los padres se vaya alejando progresivamente de la que el cantante ocupaba con su pequeño hijo sin que un equipo logístico se ocupara de eso. La cantidad de gente del entorno que tenía que saber lo que sucedía era necesariamente alta y callaron por dinero o por conveniencia.

Neverland, la mansión del cantante

Del grupo de entregadores o encubridores, sometidos a la fascinación de la fama, se destacan los padres de los niños. La ingenuidad o malicia con que apañaron o estimularon la relación de aquellos a quienes debían proteger con una persona que claramente no cumplía con ningún estándar de normalidad y confianza es uno de los asombros más grandes que provoca el documental. Es notable que los dos jóvenes que testimonian hayan podido salir adelante en la vida luego de semejantes desengaños: no sólo la terrible frustración de haber sido vejados por su ídolo sino la comprensión de que la estructura más elemental de cuidado del ser humano, la paternidad, los había dejado totalmente inermes ante el mal.

Leaving Neverland deja como consecuencia la irrebatible convicción de que los abusos existieron y una polémica asociada: ¿se puede seguir escuchando a Michael Jackson como si nada?

Hay un sentido en el cual es cierto que no se puede separar a la obra del artista. El arte es producto de todas las vivencias de su creador, nada queda afuera. El hecho de que Oscar Wilde fuera homosexual en una época en la que serlo estaba fuera de la ley hizo que sus obras fueran de una manera y no de otra, aunque no todos sus escritos refirieran al tema. La timidez de Borges, la voracidad sexual de Bioy Casares, la misoginia de Hitchock, la locura de Van Gogh. El artista es su obra y la obra es el artista. Eso no implica que el juicio moral sobre uno (el artista) implique un juicio estético sobre su creación.

Publicidad

Es cierto que una persona puede terminar de ver Leaving Neverland y sentir por Michael Jackson un rechazo tal que se extienda a sus extraordinarias canciones. Esa reacción es personal y es perfectamente atendible. No significa nada especial, el que no la tiene y sigue escuchando a Michael Jackson no está avalando la pedofilia. El problema de los episodios evidentemente siniestros como el de Michael Jackson -y su revelación pública, como lo es este documental- es el de la falsa necesidad de dejar expresado un statement.

Lamentablemente, el castellano no tiene una única palabra que refleje la potencia del statement inglés. “Enunciado” es muy débil y “declaración de principios” demasiado largo, así que seguiremos en esta nota utilizándola en su idioma original.

Últimamente ante los hechos no hay reacciones personales, prudencia ni análisis: hay statements. Para el periodista argentino, los hechos son poca cosa, es necesario dejar sentada su posición. Ante cualquier tema, se sacan fotos todos juntos sosteniendo cartelitos con su statement; por su parte, ante el develamiento de conductas impropias por parte de un artista, los sellos discográficos, las radios, los programas de televisión, lo eliminan de la programación. Hacen su statement: condenan el episodio y a su responsable, pero tienen que hacerlo públicamente, porque así hacen su declaración de principios. El statement es ideal para mostrarse superior al condenado. Es un baño gratis de satisfacción moral.

Al eliminar de la exposición pública a los artistas cuyas vidas muestran fallas morales evidentes (al menos a los que tuvieron el infortunio de ser descubiertos), se intenta moralizar el arte. El resultado no puede ser menos que la mediocridad y el terror.

Publicidad

Ante un episodio como el develado por Leaving Neverland, se pueden abrir, en cambio, toda una gama de reacciones personales, que desde ya incluyen el rechazo pero también el desconcierto y la incomprensión. No es imposible y no modifica nada el hecho de que esa reacción tenga como sonido de fondo la cadencia amenazante y sombría de Billy Jean.

*Dejando Neverland (Leaving Neverland), EEUU, 2019, 242′, dirigida por Dan Reed, está disponible en HBO GO.

Cine

Cumplió el pronóstico: “Argentina, 1985” fue preseleccionada para competir en los Oscar

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas eligió al film de Santiago Mitre para que compita por un lugar en la categoría Mejor película internacional. La cinta retrata lo que pasó durante el juicio a las Juntas Militares de la última dictadura

“Argentina, 1985” es la película que la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina eligió para que compita por un lugar en la categoría Mejor película internacional de los próximos Premios Oscar.

Para llegar a estar entre los cinco nominados a Mejor Filme Extranjero, la cinta todavía debe superar dos instancias en las que interviene la Academia de Hollywood.

El film dirigido por Santiago Mitre y protagonizado por Ricardo Darín y Peter Lanzani se mete en uno de los momentos más valiosos de la historia argentina: el juicio a las Juntas Militares durante el inicio de la democracia en el gobierno de Raúl Alfonsín.

Es una coproducción entre La Unión de los Ríos, Kenya Films, Infinity Films y Amazon Studios. En los cines argentinos se estrena este jueves 29 de septiembre.

La última película argentina en competir en los Oscar fue Relatos Salvajes, de Damián Szifrón, en 2014. En 2010, El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, y en 1986, La historia oficial, de Luis Puenzo, fueron las dos producciones nacionales que ganaron la estatuilla.

Exclusivo | El Gobierno gastará casi cinco millones de pesos en “lámparas” para el Museo de Bellas Artes

Publicidad

“Una película contemporánea, que habla de nuestra democracia, que hay que proteger”, afirmó Axel Kuschevatzky, productor de la película, al conocer el reconocimiento de la Academia.

Continuar leyendo

Cine

Woody Allen anunció su retiro del cine

El multipremiado director anticipó el estreno de su película número 50, la última en su carrera como cineasta.

La leyenda del cine Woody Allen confirmó la fecha de estreno de su próximo y último film, el número 50 en la lista de sus éxitos cinematográficos. En consecuencia, el director afirmó que al finalizar el rodaje de este último guion, se retirá de la industria del mundo cinematográfico para dedicarse a la literatura.

“Haré una película más y me retiraré para escribir novelas”, anunció el consagrado cineasta. Respecto a su próximo estreno, dijo que “será emocionante, dramática, y también muy siniestra”, y también, adelantó que “será similar a Match Point”.

Acerca de la novela que ya piensa escribir luego de la presentación de su próxima película, comentó que “incluirá el humor que me sale casi como por naturaleza, aunque esto no tenga que ser necesariamente así. Si tuviera una idea muy seria, no dudaría en hacer lo mismo que hice en algunas de mis películas, las llamadas serias”, expresó el prolífico director.

Continuar leyendo

Cine

Natalia Denegri: “We need to find a solution for the food waste in the world”

The argentine journalist, host, producer and gastronomic entrepreneur made a call to raise awareness about food waste in the world

Natalia Denegri is an outstanding Argentine host, businesswoman and producer who has won dozens of awards for her work in the United States. In recent years, she was awarded by the National Academy of Television, Arts and Sciences of the United States with 5 Suncoast Emmys, 3 for her production company Trinitus Productions and another 2 on a personal level as executive producer, adding a total of 22 since 2015.

But her work in front of the cameras is only part of her job, since Natalia Denegri stands out as a public figure who is very committed to the needs of those who have the least.

As part of her commitment to people in need, Natalia Denegri began to write outstanding columns on the “Reporte Asia” site, where she analyzes different problems that affect the world today. In his first columns, he analyzed the role of China in the new world scenario, and also wrote about the need to collaborate with humanitarian aid. In his latest column, he analyzed food waste, and called on the different sectors of society to become aware of this harmful practice.

In his analysis, Denegri explained that a recent report prepared by the World Food Program (WFP) explained that last year there were around 193 million people in 53 countries who suffered from acute food insecurity, that is, insufficient food intake in a timely manner. keep going. It is not less than this figure, when compared to 2020, it involved a total of 40 million more people in these conditions.

Publicidad

Another piece of information that Natalia Denegri contributed in her recent column is that Asia is one of the continents that suffers the most from this type of food sorrow. In concrete numbers, Denegri explained that there are 381 million people who eat insufficiently in quantity or quality in the Eastern continent. Along these lines, it is noteworthy that this figure is even higher than that recorded by the African continent, where 250 million people are registered under these characteristics.

“We must not forget what happened with the pandemic around the world, but especially on the Asian continent,” Denegri explained. And he added: “The pandemic caused by Covid-19 dragged 4.7 million people into poverty only if we look at Southeast Asia in 2021.” This warning is also shared by the Asian Development Bank, which warned in a recent report about what is happening in this region of the Asian continent.

Denegri, committed to Venezuela

Committed for years to the Venezuelan cause, many of the documentaries in recent years promoted by Natalia Denegri were focused on showing the different realities that Venezuelans have to live in the midst of the dictatorship of Nicolás Maduro. Together with the team of his production company Trinitus Productions and in alliance with other production companies such as Black Hole Enterprises, Picante Films and 360 Media Inc., in addition to the support of the Hassenfeld Family Foundation and the Dream It Foundation, Denegri managed to bring stories to the screen in the United States. of families and different characters both inside and outside Venezuela.

One of the most recognized documentaries in recent years was “The Worst Place in the World”, a short documentary that he made in co-production with the renowned Venezuelan journalist Luis Olavarrieta and the producers Nelson Bustamante and Jorge González, in addition to his entire Trinitus Productions team. . This documentary tells the story of Geremy, a child who suffers from childhood cancer like so many thousands of other children in Venezuela, and who must travel from far away to the city of Caracas to receive weekly chemotherapy, facing many difficulties. For Geremy, leaving his town has become a nightmare and, perhaps for this reason, he considers Caracas “the worst place in the world.” However, Geremy doesn’t hate Caracas… but everything that traveling there makes him feel and experience. The documentary received three nominations: one in the category “Human Interest”, another in “Storytelling” and one in “Writer”. “It is a documentary that demonstrates the injustice and everything that implies having to constantly travel to a place that does not belong to you just to survive, and also shows in detail the decline of the health system in Venezuela in these delicate moments,” he explained. to the media an emotional Natalia.

Publicidad

In recent months, Natalia Denegri joined Epic In Motion again, to present the documentary Venezuela, The Truth: a Game Of Chess (Venezuela, the truth: a game of chess), the second part of the trilogy with which she seeks make the reality of the systematic violation of Human Rights in Venezuela more visible. The harsh reality that the Caribbean country has been going through —for more than a decade— has inspired Denegri to make almost twenty documentaries about it.

In many of them, Natalia Denegri presented stories of struggle and overcoming of his people, and showed us —in first person— the humanitarian missions she carries out as part of his commitment to the country.

But with the documentary “Venezuela, the truth: a game of chess”, she and her team sought to unravel the dangerous game played by the Nicolás Maduro regime. As well as the real reason behind the mysterious support of the Russian Federation, China, Iran and Cuba“, highlighted the production through a statement.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR