Ruta del dinero K

La relación que el fiscal Senestrari no quiso investigar en la ruta del dinero K de Córdoba

Involucra al ex intendente de Villa María y ex candidato kirchnerista a la gobernación Eduardo Acastello

viernes 22 de marzo de 2019 - 11:43 am

El 27 de agosto de 2014, la justicia federal de Córdoba secuestró 290 mil dólares con numeración consecutiva que nunca habían circulado de los cofres 38 y 39 de la financiera Cordubensis (CBI). Las cajas de seguridad estaban a nombre del ex intendente del municipio cordobés de Laguna Larga, Fernando Boldú y figuraba como autorizado para ingresar el ex intendente de Villa María y ex candidato kirchnerista a la gobernación Eduardo Acastello. Sin embargo fue un dato que el fiscal de la causa, Enrique Senestrari, integrante de la agrupación Justicia Legítima, no tomó demasiado en cuenta. Jamás esclareció la relación entre Boldú y Acastello, informa Infobae

Según informa el mismo medio tampoco quiso investigar el caso como lavado de activos. Según Senestrari, si había delito, era enriquecimiento ilícito y por lo tanto debía ocuparse del asunto la justicia provincial. Cuando la causa llegó a la Cámara Federal de Casación Penal, este tribunal consideró que era competencia de la justicia federal por entender que se trataba de una posible maniobra de lavado de activos. Pese la orden de Casación, Senestrari nunca investigó por esto a Acastello y a Boldú, el titular de las cajas de seguridad con los 290 mil dólares.

La causa se inició con la muerte del vicepresidente de la financiera, Jorge Suau, que dejó una carta donde afirmaba que en esa firma se tomaba y se prestaba dinero y su dueño, Eduardo Rodrigo, además de los socios Aldo Hugo Ramírez, Julio César Ahumada, Daniel Arnoldo Tissera y Oscar Américo Altamirano, conformaron una asociación ilícita para incurrir en esta y otras actividades ilegales, de acuerdo con la denuncia judicial.

En el juicio oral que se desarrolla en los tribunales de Córdoba el jueves declaróel síndico de la quiebra, Ricardo Veltruski Heck, quien descubrió el contrato de alquiler de las cajas de seguridad de Boldú. En este documento figura como autorizado Acastello con su firma registrada. Este indicio lleva a presumir que esa plata era del ex intendente kirchnerista de Villa María.

Este contrato no había sido digitalizado por Senestrari, por lo que se sospecha que hizo esto con la intención de ocultarlo a fin de que no investigaran a Boldú y Acastello.

Pero además, el arrepentido de la causa, Miguel Vera, contó ante el fiscal un diálogo que habría mantenido con Boldú. Según el relato de Vera, el ex intendente de Laguna Larga le preguntó “¿arreglaste la cometa tuya?” a lo que el arrepentido respondió “tu amigo Suau (vicepresidente de CBI) algo pagará” y preguntó “¿y uds?”. El arrepentido declaró que Boldú le contestó “Obvio amigo. Con este negocio me compro el departamento, un piso criminal frente a la Plaza España.” Vera le contó a Senestrari que estuvo en ese inmueble, sin embargo el fiscal nunca lo investigó.

Se trata de un piso de lujo de 300 metros cuadrados de superficie ubicado en las Torres de la Plaza, en el barrio Nueva Córdoba, con cuatro dormitorios en suite, vista panorámica a la ciudad, SUM, seguridad durante las 24 horas y otros detalles de confort.

COMENTARIOS