Insólito

El escándalo que envuelve la llegada de Paul McCartney

Era una de las condiciones más importantes que había pedido su representante, Barry Marshall. Le pidieron un piano prestado a Alejandro Lerner

jueves 21 de marzo de 2019 - 2:50 pm

En la madrugada de este jueves, arribó al país el icono de la música Paul McCartney. El ex Beatle se presentará este sábado en el Campo Argentino de Polo de la Ciudad Buenos Aires, en lo que será uno de los recitales más importantes del año.

La llegada de McCartney encierra un escándalo. Según informó Teleshow, el músico hizo un pedido expreso a través de su representante, Barry Marshall: un piano acústico en la suite más importante del hotel de Recoleta, donde se hospeda Paul. Es un requerimiento sencillo que ya estuvo como cláusula en las anteriores visitas del célebre bajista de los Beatles.

Sin embargo la organización se complicó y hasta las últimas horas de la noche de ayer, el piano no estaba en la habitación de McCartney. Paul estaba por llegar y el piano… no aparecía.

El hotel posee uno de cola en sus instalaciones. Los productores pensaron que podían trasladar el instrumento a la suite del músico, pero su representante se negó rotundamente y allí se produjo el escándalo.

El conflicto radica en que el piano debía estar en la habitación del artista antes de su llegada, por pedido expreso de Barry Marshall. El productor amenazó con una severa multa a la empresa que trae al ídolo a Buenos Aires, ya que se incumplía una de las cláusulas más importantes del contrato, comenzando entonces una desinteligencia entre el hotel y la productora. Marshall se enteró personalmente del problema y exigió que fuera solucionado con inmediatez.

Como el conflicto fue subiendo de tono, comenzaron a buscarse opciones. Al ver que el representante no aceptaba el piano de cola del hotel, llegaron a pedirle un piano a Alejandro Lerner, quien les ofreció uno eléctrico, de última generación, pero también fue rechazado. Marshall pidió “un piano acústico o nada”.

Finalmente pudieron alquilar un piano en una sala de ensayo de Palermo. El instrumento fue ingresado al hotel minutos antes de la llegada del cantante, en el montacargas, con algunas dificultades, porque los operarios que realizaron el traslado no eran especialistas en este tipo de maniobras. Sin embargo ahora aguardan que el mánager permita que ingresen el instrumento a la suite presidencial donde ya está hospedado el ex Beatle.

“Hola a todos en Argentina. Vamos a vernos en Buenos Aires. Esperamos que nos vengan a ver porque vamos a rockear, a pasarla bien, vamos a pasarla muy bien. Nos vemos allá Buenos Aires”, dice el artista de 76 años en un video que se vio recientemente. Esperemos que el contratiempo no perjudique el buen humor de Sir Paul.

COMENTARIOS