Salud

Quince formas de higienizar tu zona íntima

Esta parte del cuerpo requiere cuidados especiales que debés tener en cuenta

jueves 21 de marzo de 2019 - 7:47 am

Al igual que el resto de tu cuerpo, tu vagina y las partes que la rodean pueden ensuciarse a lo largo del día, así que puede necesitar un poco de mantenimiento para mantenerse saludable. Existen malos consejos y productos sobre limpieza vaginal que no son adecuados y hasta pueden generar el efecto contrario.

A continuación, quince consejos para su higene:

1. Quitate la bombacha en la noche

Una de las cosas más fáciles que pueden hacer las mujeres que contraen infecciones recurrentes es quitarse la ropa interior en la noche. La ropa interior, incluso la buena y transpirable, como la de algodón, retiene la humedad contra la piel, lo que hace que tu vagina sea un poco más hospitalaria para el crecimiento bacteriano. Dormí con pantalones sueltos de algodón o desnuda, como te guste.

2. Tu vagina es lo que comés

Tu cuerpo, y tu vagina específicamente, necesita bacterias buenas para mantenerse saludable y prevenir infecciones. Los alimentos fermentados con un alto contenido de probióticos, como el yogurt o el kimchi, pueden ayudar a prevenir las infecciones por hongos y a mantener el pH vaginal equilibrado.

3. Cambiá tu tampón regularmente

La regla general es cambiarlo cada cuatro u ocho horas. Está bien que te duermas con el tampón puesto, pero no olvides ponerte uno nuevo cuando te despiertes.

4. Limpiá tu vulva como cualquier otra parte de tu cuerpo

Está cubierta de piel normal y puede limpiarse de la misma manera que limpias el resto de tu cuerpo, aunque podrías tener un poco más de precaución. Tené cuidado de frotar demasiado fuerte, no es necesario y si el jabón llega a tu vagina, podrías tener ardor, irritación o incluso una infección.

5. La vagina se auto-limpia

Tiene un pH bajo que desalienta el crecimiento de organismos externos y mantiene una atmósfera limpia. Así que no hay necesidad de estar metiendo jabones raros por ahí.

6. No uses productos perfumados

Los productos muy perfumados, como el jabón dulce que usás en el resto de tu cuerpo tiende a irritar la piel dentro de tu vagina, que es más sensible. Los tampones perfumados o detergentes para ropa con mucho perfume también pueden irritarla.

7. No te quedes en ropa transpirada o sucia

Las bacterias prosperan en un ambiente oscuro y húmedo. Si no podés bañarte, al menos cambiá tu ropa interior.

8. Llevá prendas de algodón

El algodón es el material más transpirable con el que podés cubrir tu vagina. Otras telas pueden pasar bacterias a tu uretra porque son muy ajustadas y eso aumenta el riesgo de una ITU.

9. Hacé pis después del sexo

Y antes también. Sacá toda la orina de tu vejiga y así bajarás la posibilidad de que haya bacterias multiplicándose dentro de tu cuerpo.

10. Limpiá de adelante hacia atrás

Esto baja la probabilidad de que bacteria de tu recto acabe cerca de tu vagina y/o uretra. La bacteria del recto debe quedarse cerca del recto. Sino puede darte una fuerte infección o irritación.

11. Elegí lubricante y preservativos sabiamente

Si el látex no es algo que te guste, no te preocupes. La próxima vez que quieras probar algo nuevo, caminá por el pasillo de los preservativos en una farmacia. Lo mismo va para los lubricantes. Los de agua funcionan bien para la mayoría de la gente. Pero si tenés un problema de irritación post-sexo e intentaste con todo tipo de lubricantes, preservativos y combinaciones de ambos, hablá con tu doctor.

12. Elegí tus tampones y toallas femeninas sabiamente

Una investigación sugiere que ciertas marcas de tampones incluyen químicos dañinos llamados ftalatos, conocidos como “disyuntores endocrinos” que molestan a tus hormonas. Las dioxinas, un subproducto del proceso por el cual los tampones se blanquean, también se han encontrado en algunas marcas. Aunque el nivel de dioxina que se encuentra en los tampones es mucho más bajo en la actualidad que antes. Los tampones y toallas femeninas orgánicas sin perfume son tu apuesta más segura.

13. Nunca te eches chorros de agua directamente en la vagina

El mito de que la limpieza de este tipo crea un interior vaginal limpio y brillante es solo eso. De hecho, esto podría hacer que las cosas se pongan más sucias.

14. Mantené tus juguetes sexuales limpios

No deberías usarlos sin lavarlo durante días o semanas. Hay jabones especiales y elegantes para limpiar tus aparatos. Sin embargo, uno neutro podrá hacer bien el trabajo, solo chequeá que sea resistente al agua antes de sumergirlo.

15. No pongas nada que ha estado en tu trasero dentro de tu vagina

Las bacterias de tu recto y ano son diferentes a las bacterias del resto de tu cuerpo. Esto aplica a dedos, juguetes, penes, preservativos, etc.

Fuente: Cosmopolitan

COMENTARIOS