Política

Especialistas aclaran que el estrés no es causal de la enfermedad de Florencia Kirchner

El linfedema es una afección congénita o hereditaria asociada con el desarrollo patológico de los vasos linfáticos y el estrés no lo causa; la ex presidenta había culpado de la enfermedad de su hija a "una persecución feroz"

viernes 15 de marzo de 2019 - 3:26 pm

“Mi hija, Florencia, producto de la persecución feroz a la que fue sometida, empezó, hace ya un tiempo, a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud. Es que es muy terrible para una joven que la acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismo día que murió su padre”, se escucha decir a la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en un reciente video que subió a su cuenta de Twitter.

La ex presidenta acusó a Comodoro Py por el cuadro de salud de su hija. Esta semana la ex jefa de Estado viajó a Cuba para acompañar a Florencia.

Sin embargo, según explicaron especialistas a Crónica.com.ar, el linfedema que le diagnosticaron a la hija de la senadora nacional no tiene como causal al estrés.

El linfedema es una inflamación que aparece en los brazos o las piernas por una obstrucción en la red de vasos que forman el sistema linfático, que asiste al sistema inmunológico. Esta complicación vascular ocurre cuando la linfa, un líquido claro y rico en proteínas, no drena adecuadamente y se acumula en los tejidos.

Consultada por el citado medio, Valeria El Haj, (M.N: 99291, M.P: 452172), directora médica de Vittal, explicó: “El linfedema que se origina sin ningún motivo, se lo clasifica como linfedema primario, generalmente se debe a una afección congénita o hereditaria asociada con el desarrollo patológico de los vasos linfáticos. El linfedema primario a menudo se presenta en la infancia, pero también ocurren presentaciones posteriores en la edad adulta”.

Y agregó: “El linfedema que se produce como resultado de otras afecciones o tratamientos se denomina linfedema secundario. Las causas secundarias de linfedema incluyen cáncer y tratamiento del cáncer, infección, trastornos inflamatorios, obesidad y formas crónicas de sobrecarga linfática (p. Ej., Insuficiencia venosa crónica, traumatismo / quemaduras)”.

COMENTARIOS