Salud

Qué tener en cuenta a la hora de elegir una mochila para los chicos

Si no se tiene en cuenta el peso o la forma en la que se la lleva, su espalda puede verse afectada

miércoles 13 de marzo de 2019 - 7:44 am

Comenzaron las clases y con ella una cuestión que no podemos pasar por alto: la mochila. Como máximo, un niño puede cargar el diez por ciento de su peso en ella. En esa cantidad ya se pueden producir daños estructurales en los huesos y músculos. ¿Cuál es la mejor opción?

La mochila de carrito debería ser arrastrada hacia adelante, porque si el niño tira de ella, provocamos una extensión del hombro (brazo hacia atrás) lo que pone en compromiso la articulación y aumenta el riesgo de padecer lesiones como síndrome subacromial o tendinitis.

La otra opción es la mochila de asas. Debe tener unas asas anchas y bien acolchadas y que tenga varios bolsillos en los que repartir el peso, para que la carga se pueda distribuir por tamaños. Si elegimos esta opción, debemos seguir las siguientes recomendaciones:

1º  Hay que usar siempre las dos asas. Llevar la mochila sobre un solo hombro puede tensar los músculos del niño en exceso y dañar su columna vertebral en desarrollo. Las asas deben estrecharse lo máximo posible.

2º  Cuando carguen el peso a la espalda, los niños deben tener la mochila subida a una mesa a la altura de su cadera, antes de colocársela en la espalda; nunca desde el suelo.

3º La mochila debe apoyarse en la zona lumbar y quedar a unos cinco centímetros por encima de la cintura. El chico debe llevar el eje de la columna vertebral lo más recto posible

4º  Se debe usar el compartimiento más adecuado para cada objeto. Lo más grande y pesado tiene que ir en el espacio trasero, cerca de la espalda.

5º  Hay que tener cuidado al agacharse con la mochila en la espalda. La mejor manera es flexionando las dos rodillas.

6º El tiempo de transporte de libros en la mochila debe ser el menor posible.

7º Es preferible evitar mochilas cruzadas y mochilas de un solo asa cuando se lleve un peso grande.

Problemas que puede generar el exceso de peso y su mal posicionamiento

Los niños en edad de crecimiento tienen el esqueleto blando, por lo que el peso es aún más dañino para ellos. En los casos de escoliosis, el tener que llevar en la mochila un peso superior al diez por ciento del peso niño, puede generar que este problema se agrave. Llevar el peso de una mochila normal sobre un solo asa provoca contracturas y otros problemas en los músculos del hombro cargado.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS