Matías Ferrari

El plan “Macri 2019”, jaqueado por una cláusula del FMI

Matías Ferrari

Jefe de Redacción en Nexofin. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Social (UBA).

Tras el último acuerdo con el Fondo, el Gobierno pasó a contar con la suba de tasas como único instrumento para controlar al dólar; la reciente suba en las tasas de referencia podría apagar los pocos "brotes verdes" que iban a nacer antes de agosto

martes 12 de marzo de 2019 - 1:41 pm

El dólar volvió a moverse en las últimas semanas y puso fin al “veranito” que disfrutó el Gobierno Nacional durante enero y febrero. Los movimientos en la cotización de la divisa -que este martes se negociaba a $ 42,20 en horas de la tarde- forzaron al Banco Central de la República Argentina (BCRA) a llevar hoy la tasa de referencia por encima del 61%.

El último acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) dejó a Cambiemos con la tasa como única variable de ajuste para manejar los vaivenes de la moneda. La orden fue clara: manéjense con bandas de flotación y sólo si el precio de venta supera ese límite podrán usar dólares para volcar en el mercado.

El problema es el mientras tanto. Con las manos atadas por el FMI, el único actor que puede intervenir cuando el dólar sube es Guido Sandleris, titular del BCRA, empujando hacia arriba a la tasa de referencia. Pero las consecuencias de una suba de las tasas son claras: falta de crédito, achique de la actividad y mayor recesión.

De esta manera, entra en jaque el plan elaborado por Cambiemos, que contaba con llegar a las próximas elecciones con algunos números en verde en su tablero de control. Sin una mejora económica -aunque sea leve- las chances de reelección de Macri se reducen.

¿Y dejar ir al dólar no es una opción? Con las elecciones presidenciales en el horizonte, el equipo económico de Macri sabe que una fuerte suba del dólar impactará directamente en la inflación, una de las principales preocupaciones de los argentinos, según coinciden las últimas encuestas de diferentes consultoras.

Desde el Gobierno no se quedarán de brazos cruzados. Según reveló el periodista Carlos Pagni en su reciente editorial en LN+, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, buscará reunirse esta semana con David Lipton, representante de los Estados Unidos en el FMI y principal defensor de la política de libre flotación del dólar.

La postura de Lipton de no intervención en el mercado de cambios fue la que primó en el último acuerdo entre Argentina y el organismo multilateral de crédito. La sentencia fue: ampliamos el crédito, pero no lo van a seguir “rifando” en el mercado para evitar subas del dólar.

Del otro lado, Dujovne llevará la postura oficial y le advertirá que, de seguir subiendo la tasa de referencia, la economía no llegará a despegar para las elecciones y alimentarán así las chances de que otro candidato de llegar a la Casa Rosada.

Dujovne cuenta con una carta fuerte sobre la mesa de negociación: ¿si gana Cristina Kirchner, cumplirá con lo pactado con el Fondo?

COMENTARIOS