Sexualidad

Cinco razones por las que te duele tener relaciones íntimas

Factores que te impiden disfrutar de ese momento

martes 12 de marzo de 2019 - 7:28 am

Si al momento de estar con alguien surgen molestias que te impiden disfrutar de la situación, es tiempo de ponerse a evaluar las posibles causas. A continuación, cinco de ellas: 

1. Problemas de estimulación

Si estás muy ansiosa, probablemente te dejes llevar por el calor del momento. Esto no debería pasar, pues es importante que seas estimulada lo suficiente para que la vagina produzca el fluido necesario, haciendo tu experiencia fácil y más placentera. Los juegos previos, acompañados de besos con caricias son la mejor alternativa.

2. Falta de lubricación

La sequedad vaginal tiene causas muy variadas: exceso de higiene, jabones inadecuados, el tabaco y anticonceptivos orales. También hay otros factores relacionados con tu edad, alguna enfermedad que hayas padecido, o el tiempo que tenés en esta relación de pareja. Podés encontrar varios productos que te ayudarán con este problema como lubricantes, geles hidratantes o cremas con estrógenos.

3. El estrés

Cuando vas a entrar en intimidad, todas esas sensaciones de emoción, el cosquilleo en tu estómago, el rubor o la aceleración de los latidos de tu corazón, hacen que te sientas estresada. Entonces, se puede presentar la contracción involuntaria de los músculos vaginales que ocasionarán dolor cuando se produzca la penetración. Relájate y déjate llevar por el momento.

4. Posición de la pareja.

Debes tener en cuenta las diferencias corporales entre ustedes, para que se sientan cómodos. Lo más recomendable es que prueben distintas posiciones en donde el coito se produzca con la profundidad adecuada, para alcanzar un buen nivel de lubricación.

5. Enfermedades vaginales

Sin llegar al problema de las infecciones vaginales, basta con que tengas alguna irritación para que sientas la incomodidad. De ser así, es probable que en pocos días te haya pasado y no vuelva a presentarse. Por el contrario, si se presenta frecuentemente, más aún cuando es una penetración profunda, podés estar padeciendo de una infección pélvica, endometriosis o quistes. De todos modos, es bueno que acudas al ginecólogo para que te diagnostique alguna irregularidad.

Fuente: Vida Sana

COMENTARIOS