Racing

Centurión confesó por qué se peleó con Coudet y pidió otra oportunidad

El ¿ex? jugador de Racing habló con sinceridad, manifestó que se tomó mal el abrazo de Lisandro con el Chacho, le pidió disculpas al DT y se refirió a su futuro

domingo 10 de marzo de 2019 - 8:11 pm

Ricardo Centurión habló con la prensa luego del escándalo que lo sacó del primer equipo de Racing, y lo hizo con total sinceridad: "Hace seis años debuté y me encontré con un mundo superior al que yo estaba acostumbrado. Ya no pongo más excusas. Hay cosas que no supero. No me hace feliz lo material, hay muchas cosas que prefiero no tener. Quiero ser jugador de fútbol, quiero jugar en las mejores ligas, quiero jugar un Mundial y tengo un montón de sueños, pero si me mando estas cagadas es imposible"

El talentoso volante afirmó que hasta la familia le dio "vuelta la cara" y comentó la tristeza que siente al ver los partidos de la Academia: "Miro los partidos y digo, '¿fui o soy parte de ese grupo?'. No sé como sentirme porque hasta hace unos días estaba ahí. Igualmente, fue toda mía".

Sin embargo, reconoció la culpa de su presente fuera de las canchas: "Hay algo en mi cabeza que no debe funcionar bien. Si vos me decís 'si vos lo reconocés, ¿por qué lo hacés?'.Voy y lo hago sin saber. Muchas veces me ha pasado que me levanto y me pregunto qué soy, qué quiero" .

Al respecto de lo sucedido en el encuentro contra River, que derivó en su salida del plantel, manifestó: "Estaba fastidioso por haber quedado afuera del once inicial. Tampoco pido explicaciones de por qué me sacan, pero a nadie le gusta quedar afuera del equipo titular y capaz el Chacho me vio con cara de or... Después me tocó entrar y ya todos sabemos lo que sucedió", y agregó: "Fue un trago muy amargo porque el Chacho no se merecía que lo empuje. Son cosas que se arreglan en otro lado, puertas adentro. Me queda como enseñanza. Fue la gota que rebalsó el vaso y se tomaron medidas. Me dolió mucho pero ahora ya me siento bien. Va más allá de si sigo o no en Racing".

"Me la terminé agarrando con el que no me la tenía que agarrar. Me llamó, me reventó el teléfono para que venga, me bancó muchísimas cosas personales que me las guardo. Me hubiese gustado charlar cara a cara con él", confesó el futbolista de 26 años, que también aceptó que en un primer momento le cayó mal el abrazo de Lisandro López con el DT., pero luego el ídolo racinguista habló con él y lo entendió.

COMENTARIOS