Opinión

YPF: El fraude de un video lleno de mentiras

Víctor Bronstein

Director del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad

viernes 8 de marzo de 2019 - 9:17 pm

En una nota publicada en La Nación el día 5 de marzo, María Eugenia Estenssoro, además de muchas afirmaciones difíciles de comprobar o refutar, hace un recorte sesgado y confuso de la historia de YPF y su relación con el desarrollo del país. Toma como base para sus opiniones a un video donde se cuenta una historia confusa y llena de falsedades sobre la historia reciente de YPF.

El hilo argumental del video es casi delirante, donde se muestra un desconocimiento profundo sobre la industria petrolera, se manejan datos falsos sobre producción, precio del gas, reservas y se omiten otros parámetros que hacen al análisis de una empresa petrolera. Más allá del posicionamiento político, resulta difícil de creer que un gobierno defina una política energética y petrolera a partir una estrategia de saqueo y que el aumento de tarifas, el cepo cambiario y otros males de la economía argentina se expliquen a partir de estas cuestiones. Si fuera así, sería muy fácil sacar al país de la crisis actual.

Hay otra manera de explicar la historia de YPF, entendiendo su complejidad, los aspectos técnicos, económicos y sustentada en datos y conocimiento de la industria, diferenciando los distintos períodos de la empresa y el por qué de cada uno. La historia de YPF es un poco la historia del país.

En realidad, la YPF actual nace en 1993 a partir de la privatización de la YPF estatal fundada por el Gral. Mosconi. Esta nueva YPF, creada a partir de las ideas del Ing. José Estenssoro, era en realidad una empresa mixta, que si bien no poseía mayoría accionaria estatal, tenía cierto control por parte del Estado. La nueva YPF consigue atraer capitales, se organiza como una empresa privada con una gestión moderna y profesional y logra desarrollar y poner en producción muchas de las reservas que YPF estatal había descubierto pero que, por falta de capital y acceso al financiamiento, no había podido desarrollar. De esta manera, en pocos años, Argentina logra el autoabastecimiento e incluso se convierte en exportador de hidrocarburos. Estenssoro busca darle proyección

internacional a YPF y en 1995 decide la compra de Maxus, una empresa norteamericana que tenía yacimientos en Sudamérica, EEUU e Indonesia, y que hoy constituye un gran problema para YPF por un millonario juicio que tiene en EEUU por pasivos ambientales. Es el Ing. Estenssoro el que decide concentrar las operaciones de Maxus en la región y vender el resto de los activos internacionales, no como dice el video. Durante la gestión de Estenssoro se priorizó la explotación y se disminuyó la inversión en exploración. Como consecuencia, el nivel de recuperación de reservas fue muy bajo en ese periodo. En 1997, comienza a exportarse gas a Chile. Aquí es donde aparece otra de las falsedades del video, cuando acusa genéricamente que se vendió gas a Chile a

US$ 1 el millón de BTU y que Chile lo revendió a US$ 20. Si bien el video no dice en qué año fueron esas operaciones, estos contratos se firmaron antes que Repsol tomara el control de YPF. En ese momento, el costo del gas en Argentina era de 1,30 el millón de BTU. El gas no se puede almacenar, así que cuando sobra gas, es mejor venderlo a US$ 1 que ventearlo o quemarlo. Otra falsedad es que Chile lo vendió a US$ 20. Chile no tiene planta de licuefacción de gas, así que no tiene capacidad exportadora, nunca lo pudo vender a 20 dólares. En 1999, Menem, acuciado por los problemas de la convertibilidad y la necesidad de conseguir fondos para poder terminar su

mandato, decide vender el 100% de YPF a Repsol, una operación curiosa, donde intervino el Rey de España y el entonces ministro Dromi, ya que Repsol era una empresa más chica que YPF, en esto el video está en lo cierto. YPF deja de ser YPF y pasa a ser Repsol YPF, una empresa extranjera que deja de tener como objetivo principal el desarrollo hidrocarburífero de nuestro país. Privilegia una estrategia de crecimiento global utilizando los recursos obtenidos de la actividad en Argentina para invertir en Brasil, Venezuela, Angola y Sudán, entre otros países. El país se queda sin una herramienta fundamental de política energética en un momento en que el mundo comenzaba a vislumbrar un futuro incierto para el abastecimiento petrolero global. La entrada de China e India a la modernidad habían aumentado dramáticamente el consumo de petróleo mundial justo en el momento que la oferta comenzaba a declinar. Esto se ve reflejado en el precio del petróleo, que empieza a subir después de 2003 hasta alcanza su máximo de 147 dólares en 2008, previo a la gran crisis financiera mundial. Luego de la crisis, el petróleo se estabiliza, hasta 2014, en alrededor de 100 dólares por barril. Cuando Repsol compra YPF, el barril de crudo costaba 15 dólares y en 1996 había llegado a un valor de 12 dólares. Aquí, encontramos otra falacia del video cuando dice que YPF vendía el petróleo a 12 dólares y no dice el año, y que luego lo vendían a $ 44, ¿Cuándo, a quien? Las provincias son las dueñas del recurso y reciben regalías por el valor del mismo. Por eso es impensable e imposible una maniobra de este tipo.

En 2004, el entonces presidente Néstor Kirchner comprende el problema de abastecimiento global de crudo y decide crear ENARSA para reemplazar la falta de una petrolera estatal, pero al hacerlo sin capital y sin una estructura profesional, el proyecto fracasa. Entonces, en 2007 intenta revertir la situación de Repsol YPF y su falta de inversión en nuestro país, propiciando el ingreso de capitales argentinos a la empresa. A pesar de lo imaginado por Néstor Kirchner, el desembarco del grupo Eskenazi no logró revertir los problemas causados por las gestiones anteriores, ya que la producción y las reservas seguían cayendo. Sin embargo, en este punto es necesario introducir la variable geológica que no tiene en cuenta el video. No siempre la declinación de la producción es consecuencia de malas políticas o falta de inversión. No puede analizarse una empresa petrolera sin tener en cuenta que es una actividad extractiva de recursos no renovables. EEUU, por ejemplo, producía en 1970 diez millones de barriles y antes del desarrollo del shale su producción había caído a 5,5 millones. Y en EEUU el dueño del suelo lo es del subsuelo y no hay regulaciones, salvo las ambientales. EEUU perdió su autoabastecimiento en 1970 y todavía no pudo recuperarlo. Noruega, alcanzó su pico en 2000 con 3,5 millones de barriles y actualmente produce 2,1 millones. Gran Bretaña, en 1998 producía 2,8 millones y actualmente produce menos de 1 millón. Argentina alcanzó su pico de producción de petróleo en 1998 y de gas en 2006. YPF en 1999 producía 312 mil bpd y en 2016, cuando se realizó el video, producía 228.000, un descenso del 27% no del 44% como dice el video. En gas, la producción de YPF en 1999 era de 35 millones de m3/día y en 2011, cuando se empieza a desarrollar Vaca Muerta, había disminuido a 28 millones de m3/día. Es decir, en el peor momento, un descenso del 30%, no un 44% como dice el video. En 2016, la producción de gas alcanzó a 38 millones de m3/día. Para revertir la declinación de la producción había que desarrollar los recursos no convencionales, como está ocurriendo en EEUU., que hoy produce más de 11 millones de bpd. Hoy, YPF ha logrado revertir el declino de su producción de gas y petróleo gracias al desarrollo de los recursos no convencionales, algo que en 2016 ya se podía comprobar y que el video, una vez más, omite mencionar. En su relato confunde todos los actores y los agrupa de manera conspirativa sin justificación. Más allá de las controversias y ciertas decisiones políticas discutibles, hay que reconocer que la visión de explotar los recursos del shale y el desarrollo de Vaca Muerta por parte de YPF comenzó en 2010, durante la gestión del grupo Eskenazi, aunque no quedaba claro si tenían los recursos y la capacidad de inversión para desarrollarlos.

En 2012, el mundo se acercaba a una posible crisis petrolera, el barril de crudo estaba alrededor de 100 dólares y era necesario acelerar el desarrollo de los recursos de Vaca Muerta, aunque en un principio no fueran rentables y significara problemas para YPF. En una decisión política de seguridad energética, el gobierno de Cristina Kirchner decide la expropiación del 51% de las acciones de YPF y que el Estado tome el control de la empresa. Esto generó varios conflictos, algunos de los cuales están sin resolver, pero lo más importante y que el video una vez más omite, es que la producción de YPF siguió creciendo. Este es un dato incontrastable, lo demás está lleno de afirmaciones que no pueden ser verificadas, y de muchas falsedades.

Durante muchos años, una discusión filosófica era la demarcación entre la ciencia y la metafísica. Karl Popper, reconocido filósofo austriaco fallecido en 1994, aborda esta problemática en su libro “La lógica de la investigación científica”, donde establece un criterio de demarcación claro a partir del falsacionismo. Un enunciado o teoría es científico si puedo falsarlo, es decir, si me permite demostrar que algo de lo que afirma es falso. En ese caso, toda la teoría y sus enunciados se caen.

Hemos encontrado en el video una gran cantidad de enunciados metafísicos, no falseables, y otros donde comprobamos falsedades. Siguiendo a Popper, ¿qué validez pueden tener entonces las otras afirmaciones del video? La historia de YPF merece otra grandeza.

Nota publicada originalmente en Página/12

COMENTARIOS