La muerte de Natacha Jaitt

Los desesperados llamados al 911 por Natacha Jaitt

Son tres audios de Gonzalo Rigoni, el dueño del salón Xanadú, y del empresario Raúl Velaztiqui Duarte, quien da otra versión al pedir una ambulancia

viernes 8 de marzo de 2019 - 9:40 am

A horas de cumplirse dos semanas de la muerte de Natacha Jaitt en el salón de eventos Xanadú, en Benavudez, se conocieron los llamados al 911 de las personas que estuvieron con ella durante la fatídica madrugada del sábado 23 de febrero, cuando la actriz fue encontrada sin vida, desnuda, sobre una cama del complejo con restos de cocaína en sus fosas nasales y sin signos de violencia externa.

La primera comunicación pertenece a Gonzalo Rigoni, el dueño del salón de fiesta en Villa La Ñata. “Necesito una ambulancia urgente. Hay una chica que se desmayó. Parece que no respira”, se escucha decir al empresario en el audio que reprodujo C5N.

Más tarde, y ante la ausencia de la asistencia, Rigoni reiteró el llamado. “Pedí una ambulancia urgente hace rato. Se desmayó una amiga y no respira. Me parece que estaba con drogas o algo así”.

Además, se conoció una tercera comunicación al 911 por parte del empresario paraguayo Raúl Velaztiqui Duarte. “Vine a buscar a una amiga que me llamó que estaba descompuesta y no respira”, afirma, y corta luego de que el operador le preguntara la edad de la mujer que necesitaba asistencia.

Velaztiqui Duarte, de 47 años, está imputado de falso testimonio luego de que los investigadores detectaran contradicciones entre ambos relatos. El empresario declaró por primera vez el sábado, horas después de la muerte de Jaitt, y amplió su testimonio dos días después en sede judicial.

Además, el procurador General de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, sostuvo que gracias a las filmaciones del lugar se pudo corroborar que el empresario estuvo en lugares donde había dicho que no había estado.

COMENTARIOS