Sociedad

Fue asaltada por dos chicos de 8 y 9 años y busca adoptarlos: “Pueden tener una vida mejor”

Evangelina Soto, una mujer humilde madre de diez hijos, pidió adoptar a dos niños que entraron a su casa para robar una bicicleta: "Estaban descalzos, sin remeras ni zapatillas", dijo. Ocurrió en Pérez, una localidad santafesina

miércoles 6 de marzo de 2019 - 2:42 pm

Un nuevo delito cometido por dos menores de edad sorprendió a la localidad de Pérez, en Santa Fe, cerca de Rosario. Dos chicos de 8 y 9 años asaltaron con una pistola de juguete una casa, en búsqueda de una bicicleta. Sin embargo, lo que más sorprendió fue la reacción de la dueña de la casa, quien hoy quiere adoptarlos. “Hay posibilidad de darles una vida mejor”, dijo.

El hecho

Todo ocurrió de madrugada, a las 6 de la mañana. Fue a esa hora cuando el marido y el yerno de Evangelina Soto, de 48 años, escucharon los ruidos de los niños que llegaron al patio trepándose por el techo. En ese momento, salieron y vieron a los jóvenes de 8 y 9 años intentando llevarse una bicicleta, pero no podían pasarla por el tapial debido a su baja estatura, informó Rosario 3.

Evangelina le dijo a su marido que iba a salir ella, que él se quedara, para no asustar a los chiquitos. Sin embargo, cuando salió se llevó la sorpresa de que el menor de los chicos le mostró lo que parecía un arma de fuego, aunque era una réplica de pistola envuelta en una cinta de color negro.

A pesar de la shockeante situación, ella los retó como si fuese su madre y les preguntó qué hacían allí. Habló con los niños que estaban sin remeras y descalzos hasta que llegó la policía y finalmente los menores fueron puestos a disposición de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

Evangelina, una mujer humilde que tiene diez hijos, habló con el programa Radiópolis de Radio 2 y manifestó su intención de adoptar a los menores: “Hay posibilidad de darles una vida mejor. De mil amores agarraría a los chicos porque se pueden rescatar: todavía no se drogan. Lo hacen por travesura o porque tienen hambre”,

“Estaban muy enojados y querían la bicicleta”, dijo Evangelina. “Los saqué del frío, estaban descalzos, sin remeras ni zapatillas. Los puse en un reparo y les ofrecí mate cocido”, agregó.

Una salida: la adopción

Evangelina se enteró luego, cuando ya la policía se llevó los chicos, que vivían a 25 cuadras de su casa, que tenían otra hermanita de 3 años y estaban en una situación de “abandono total”.

“No me gusta que los chicos anden en la calle. Tienen posibilidad de tener una vida mejor. Hoy salen con un arma de juguete, pero mañana lo puede hacer con una de verdad y terminal mal”, enfatizó.

Por su parte, Andrea Travaini, subsecretaria de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, dijo que Evangelina puede convertirse en “adulto referente” de los chicos, pero que se buscará que los menores encuentren contención en el marco de su “familia ampliada”.

Los chicos volvieron con su mamá, y este miércoles deben ir a la repartición provincial, donde se entrevistará tanto a la mujer como a sus hijos. A partir de allí, se definirán los paso a seguir.

Por otro lado, desde la Municipalidad de Pérez revelaron que los niños no tenían documentos, que recién el año pasado fueron escolarizados y que la madre los dejaba solos todas las noches. La mamá de los chicos cobra dos pensiones –una por discapacidad y una parte de la que le correspondía a su papá por ser ex combatiente de Malvinas– y la situación de semi abandono que sufrían los nenitos era monitoreada desde hace un tiempo por la Municipalidad de Pérez.

 

COMENTARIOS