Salud

Orquitis: la infección que puede causar infertilidad

Factores, síntomas y prevención de esta inflamación testicular

lunes 4 de marzo de 2019 - 7:29 am

La orquitis es una inflamación testicular donde uno o ambos se testículos se ven alterados por la presencia de una infección producida por una bacteria o un virus. Estos se propagan por todo el conducto que une a los mismos con los vasos.

La mayor relación se da con el virus causante de la paperas. De hecho, la mayoría de los hombres que padecen esta enfermedad tienen orquitis después.

Existen señales que indican su presencia y es fundamental recurrir a un profesional lo antes posible: inflamación de uno o ambos testículos, dolor en los genitales, sangrado al eyacular, molestia durante las relaciones sexuales, fiebre y secreción del pene

¿Por qué motivos se produce?

Virus de las paperas

La mayoría de los casos de orquitis en niños tiene como causa el virus de la parotiditis. Esta se presenta aproximadamente a partir de los 6 días de contraer la enfermedad.

Contacto sexual

Algunas de las enfermedades o infecciones de transmisión sexual contagian la infección que se transmite a testículos y próstata. Entre las más comunes están la gonorrea y la clamidia.

Problemas congénitos

Se puede originar en personas que han nacido con lesiones en el tracto urinario y son más propensos a infecciones. También se encuentran algunos ejemplos cuando han tenido un catéter en el pene.

Los principales factores de riesgo

1. Ausencia de vacunas

Aquellas personas que no han recibido la vacuna contra la parotiditis (paperas) tienen un riesgo más elevado de contraer el orquitis viral. Por tal motivo, es tan importante que todos los niños tengan al día su cartilla de vacunas.

2. Malformaciones de nacimiento

Los hombres que tienen alguna anomalía en sus vías urinarias o genitales deben someterse a mayores controles. Su organismo es más accesible para virus y bacterias.

3. Uso prolongado de sonda

Cuando, por diferentes motivos, necesitan mantener una sonda durante un período importante de tiempo también se incrementan los riesgos. Las medidas de higiene deben aumentarse, así como los exámenes con un profesional.

4. Antecedentes de ITS

Quienes han padecido alguna infección de transmisión sexual tienen sus defensas más bajas y necesitan más prevención. Las bacterias tienden a aparecer nuevamente en los lugares donde ya estuvieron.

5. Parejas inestables

Quienes no mantienen relaciones duraderas y acostumbran a practicar sexo casual también están en riesgo. El uso de profilácticos es fundamental como método preventivo de ETS.

Según sea el motivo por el cual se produjo se pueden aplicar algunos tratamientos. Es necesario hacer un diagnóstico exacto para indicar los medicamentos adecuados.

Por lo general, en caso de contagio por virus se aconseja aplicaciones de frío o calor para desinflamar y se complementa con analgésicos para combatir el dolor y se realizan controles con el urólogo.

Cuando la causa es una bacteria se requiere ingerir antibióticos, además de los analgésicos. Es importante que la pareja también realice el tratamiento para no volver a adquirir la misma en el próximo encuentro sexual.

Durante el período del tratamiento, evitar las relaciones sexuales de todo tipo. En lo posible, mantener en alto el escroto y colocar compresas para ayudar a la desinflamación.

Si se acude rápidamente a un médico y se realiza el reposo y tratamiento adecuados, no habrá consecuencias más severas. De lo contrario, si no se atiende la afección puede agravarse y terminar en un testículo dañado incapaz de producir espermatozoides. Es decir, infértil.

La orquitis parotídea, que se adquiere por el virus de las paperas, puede llegar a causar atrofias irreversibles para la paternidad.

Fuente: Vida sana

COMENTARIOS