Salud

Diabulimia: el trastorno alimenticio que padecen algunos diabéticos

Esta distorsión de su imagen puede llevar a las personas a interrumpir su medicación

domingo 3 de marzo de 2019 - 7:16 am

La diabulimia es un trastorno de la conducta alimentaria que aparece en las personas con diabetes tipo 1. Se caracteriza por una conducta alterada frente a la ingesta alimentaria y una distorsión de la imagen corporal y la percepción del peso. Además de la perturbación psico-emocional presente en estos casos que afecta considerablemente la vida de la persona que lo padece.

Puede presentarse tanto en pacientes con diabetes tipo 1 que son obesas, como en aquellas que presentan un índice de masa corporal normal. El riesgo es significativamente mayor en adolescentes y en personas de sexo femenino.

En general implica manifestaciones que van desde rasgos menores y aislados en relación con la ingesta hasta trastornos de conducta grave y bien establecidos tipo anorexia nerviosa, bulimia o trastorno por atracones.

Las personas con diabetes tipo 1 que los padecen incrementan el riesgo de deficiente control glucémico, aparición prematura de complicaciones de la diabetes e incluso la tasa de mortalidad. La mayor parte de conductas que conducen a la pérdida de peso en las personas con diabetes tipo 1 en las que coexiste este trastorno incluyen la omisión de dosis de insulina, ya sea de acción rápida o prolongada, o la infradosificación de la cantidad de insulina.

En las personas con anorexia nerviosa, como resultado del ayuno extremo al que el cuerpo se somete, pueden presentarse síntomas corporales tales como dolores de cabeza, temperatura corporal disminuida, aumento del vello corporal y menstruación irregular o suprimida. Los psicológicos pueden incluir depresión, sensaciones de inadecuación, perturbación del sueño y obsesiones. En general, las personas con anorexia nerviosa presentan síntomas más pronunciados que las personas con bulimia.

La atención permanente a la ingesta de hidratos de carbono y el aumento de peso en relación a sobredosificación de insulina y/o presencia frecuente de hipoglucemias, así como otras alteraciones cognitivo-conductuales provocadas por la carga de la diabetes en sí mismo predisponen a padecer este tipo de trastorno en las personas con diabetes tipo 1.

En general es difícil diagnosticarlo, pero es necesaria una valoración multidisciplinar donde todos los componentes del equipo de diabetes, y en particular el equipo de salud mental con un psiquiatra/psicólogo a la cabeza, lleven cabo evaluaciones rutinarias para identificar conductas de riesgo y rasgos de trastorno de conducta alimentaria, así como valorar aspectos clínicos que sugieran el cuadro (por ejemplo, ingresos repetidos por cetoacidosis diabética debido a omisión de dosis).

Fuente: Fundación para la diabetes

COMENTARIOS