Política

Estados Unidos evalúa sanciones contra el principal socio de Clarín

Se trata de David Martínez, principal accionista de Telecom, quien habría realizado tratos comerciales con funcionarios venezolanos sancionados por Estados Unidos

martes 26 de febrero de 2019 - 6:04 pm

El Tesoro de Estados Unidos evalúa sancionar a uno de los principales socios del grupo Telecom/Clarín, el mexicano multimillonario David Martínez, por sus tratos comerciales con funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro sancionados por Washington.

Donald Trump decidió la interrupción del acceso a financiamiento para el régimen venezolano, informa el diario mexicano El Financiero.

Funcionarios del Departamento del Tesoro revelaron la designación de Martínez, fundador de Fintech Advisory, un fondo de cobertura con sede en el paraíso fiscal de Delaware, como SDN por su vínculo comercial con funcionarios venezolanos sancionados por EEUU, entre ellos el ministro de Finanzas, Simón Zerpa, y el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami.

Martínez visitó Caracas en diciembre pasado para presentar acuerdos que aliviarían la restricción de efectivo que enfrenta el gobierno venezolano por las sanciones internacionales.

Una etiqueta de SDN sobre Martínez, que también tiene ciudadanía británica y pasa gran parte de su tiempo en Nueva York, podría restringir sus viajes y su acceso a cuentas bancarias de EEUU, entre otras consecuencias.

Martínez es el único propietario de Fintech, que tiene una oficina en Park Avenue, en Manhattan, según documentos regulatorios del año pasado.

Al tomar medidas contra Martínez, el gobierno de Trump le envía un fuerte a los inversores de que no tolerará los esfuerzos para recaudar fondos para el gobierno ilegítimo de Maduro.

Estados Unidos y más de 50 países reconocen al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el presidente encargado de Venezuela y ha aumentado las medidas durante el último mes para tratar de expulsar a Maduro del poder.

El Tesoro intensificó los castigos financieros para Venezuela en 2017 y el mes pasado impuso sanciones al petróleo mucho más duras, lo que sacó al gobierno de Maduro del mercado estadounidense.

En abril de 2017, Fintech le otorgó al Gobierno venezolano un préstamo de 300 millones de dólares respaldado por bonos con un valor nominal de mil 300 millones de dólares.

Si bien ese acuerdo no transgredía las reglas en ese momento, está claro que molestó a los funcionarios estadounidenses, que lo vieron como un salvavidas para un régimen despótico.

Se trató de una de las últimas transacciones conocidas entre una firma estadounidense o europea y Caracas -la otra fue la compra de Goldman Sachs Asset Management al mes siguiente de casi 3.000 millones de dólares de bonos- antes de que la Administración Trump aplicara sanciones más estrictas.

Desde entonces, Martínez ha viajado a la capital venezolana para discutir con Zerpa, El Aissami y otros funcionarios unos posibles acuerdos financieros, incluidos canjes de deuda por capital relacionados con el petróleo con los gobiernos de Rusia y China, informaron tres fuentes cercanas al asunto.

“Venezuela está bajo un microscopio y el motor de la política de Washington es el estrangulamiento financiero”, comentó Benjamin Gedan, exdirector para América del Sur del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, quien dijo que no tenía conocimiento directo de las prácticas de Fintech o de los planes del Tesoro para esa firma.

Martínez tenía un patrimonio neto de 2.400 millones de dólares a diciembre de 2016, de acuerdo con el índice de multimillonarios de Bloomberg, lo que lo convertiría en uno de los mexicanos más ricos, aunque pasa la mayor parte de su tiempo en Londres y Nueva York y visita su Monterrey natal solo para ver a su familia.

En 2003, Martínez llamó la atención de los miembros de la sociedad de Manhattan cuando gastó 42 millones de dólares en un condominio en el Time Warner Center.

Resultado de imagen para david martinez clarin

El administrador de carteras de inversión ha tratado de obtener ganancias en casi todos los casos de problemas financieros que aparecieron en las últimas tres décadas, desde Grecia hasta Pakistán.

Invirtió fuertemente en Argentina, donde se lo conoció como un “buitre amigable”, según la opinión del entonces presidente Néstor Kirchner.

Con información de La Gaceta

COMENTARIOS