Salud

Seis hábitos diarios que deterioran tus huesos

Qué podés hacer para cuidar esta parte fundamental de tu cuerpo

lunes 25 de febrero de 2019 - 7:14 am

Diversas actividades cotidianas deterioran nuestra salud sin que nos demos cuenta. Entre los órganos afectados están nuestros huesos, que se debilitan y enferman paulatinamente cuando realizamos ciertos actos nocivos con frecuencia.

Sedentarismo

La falta de actividad del cuerpo debilita nuestros huesos y cuerpo en general. Es un caso extremo pero que ejemplifica: los astronautas. La gravedad cero no permite que se genere una presión física necesaria en los huesos, por lo que pueden llegar a perder la densidad ósea y todos los problemas que eso implica.

Falta de exposición al sol

La luz solar es la mejor fuente de vitamina D. El mejor momento es el mediodía. De la misma manera, podés regular la recepción y combinarla con algo de magnesio o calcio para mantener un equilibrio.

Fumar

Aumenta el riesgo de fracturas. Las mujeres que fuman más a menudo producen menos estrógeno y experimentan la menopausia antes.

Mala postura

Hoy en día conocemos un problema muy común llamado “postura de la cabeza inclinada”, y se da cuando miramos con frecuencia nuestros teléfonos, laptops o escritorio de trabajo. La mala postura genera tensión en los músculos y puede contribuir o empeorar la osteoporosis.

Falta de sueño

La falta de sueño no solo afecta tu desarrollo y estado mental sino también el envejecimiento. Asegurate de dormir por lo menos 7 u 8 horas diarias.

Dieta pobre

Aquí entre otros encontramos los procesados, los azúcares refinados y la ingesta de alto contenido de sodio, cosas que podemos reemplazar con hojas grandes y verdes, frutos secos, verduras y platos ricos en calcio.

Tacos altos

Tus pies no son los únicos que sufren por este hábito tan normalizado, la presión se transmite a las piernas, a tu espalda y en definitiva al estado de tu estructura ósea. Tratá de utilizar zapatos con no más de 3 centímetros de altura, y los altos utilizarlos solo en momentos puntuales.

Fuente: La bioguía

COMENTARIOS