La Liga

Con un Messi descomunal, Barcelona venció 4-2 al Sevilla y se aferra a la cima de La Liga

Lionel marcó un hat-trick y asistió a Luis Suárez en el último para que el culé diera vuelta un partido que se le plantéo complicado en el Sánchez Pizjuán

sábado 23 de febrero de 2019 - 2:24 pm

Lionel Messi demuestra que por más que pasen los años, sigue siendo el rey del fútbol. Esta vez, marcó tres goles de los cuatro (asistió a Luis Suárez en el restante) que el Barcelona le marcó al Sevilla para un importante 4-2 en el Sánchez Pizjuán.

El choque había empezado favorable para la escuadra sevillana. Jesus Navas aprovechó un contrataque en el minuto 20 del primer tiempo para poner el 1-0 que ilusionaba a todo el estadio. Pero cinco minutos más tarde, apareció la primer pincelada de Messi: un centro de Rákitic desde la izquierda le quedó justo para un remate de volea que se clavó en el ángulo superior derecho.

El Barcelona era Messi, un poco de Rakitic y nada más. Atrás se lo veía muy flojo y así lo develó la aparición de Gabriel Mercado solo dentro del área para poner el 2-1 a favor de los locales minutos antes del cierre de la primera etapa, que de hecho finalizaría con ese resultado.

En el complemento, Lionel apareció en su máximo esplendor. A los 22 minutos de la segunda parte, La Pulga desenfundó un derechazo (su supuesta pierna “mala”) que ahora se metió en el ángulo, pero el contrario donde la había puesto en el primer tiempo. Otro gol del argentino, otra igualdad en el marcador.

A los 40′ el Barcelona se iba a poner en ventaja por primera vez en el partido, obra del mejor jugador del mundo. La pelota quedó en el área y Vacilik salió apresurado al ver que el que estaba por rematar era Lionel Messi, quien lo anticipó, tocó la pelota suavemente por sobre la humanidad del arquero, que quedó desaireado mientras el argentino salía a festejar el 3-2 para los culés.

El último acto del número “10” en el Sánchez Pizjuán fue una asistencia a su compañero y amigo Luis Suárez, que definió bárbaro por arriba del portero checo, que nada pudo hacer.

Con estos tres tantos, Messi le marcó 36 goles en 37 partidos al Sevilla. Una pesadilla.

COMENTARIOS