Psicología

Los beneficios de cantarle a tu bebé

Qué función cumple en el pequeño y también en la madre

domingo 24 de febrero de 2019 - 7:20 am

Cantarle a nuestros bebés es algo que las madres hacemos casi de manera automática. Y es que el efecto que tienen es muy tranquilizante y el amor que sentimos hacia ellos nos motiva a cantarles con dulzura y mucho cariño.

Funcionan como una distracción suave para comenzar a respirar de manera relajada. Se ha comprobado que la voz de sus madres incluso más efectiva que un sonido de alarma y que para calmarlo, funciona mejor hacerlo cantando que hablándole.

Un estudio reciente midió las reacciones emocionales de los bebés al escuchar el canto de sus madres. En él participaron 70 bebés de entre 6 y 9 meses, a quienes se les tomaron vídeos durante seis tipos de interacciones distintas.

Los resultados mostraron que el cantarle a los bebés era tan importante como leerle o jugar con algún juguete cuando se trata de llamar su atención, y era mucho más efectivo que escuchar música previamente grabada.

Además se encontró que cuando los bebés se sentían atraídos hacia la canción, el sentido de alerta de las madres se elevaba a un estado de alerta, por lo que de manera intuituva, si el bebé se distraía, la madre justaba de manera automática su nivel de voz y el ritmo de la melodía para ayudar a estimular y regular la respuesta emocional de su bebé.

Además, tiene también beneficios para las madres ya que están realizando una interacción de dos vías, como si fuera una especie de diálogo entre los dos.

Los mismos investigadores realizaron otro estudio para medir los parámetros en las madres con depresión posparto. En él encontraron que éstas carecían de sensibilidad y expresión emocional al cantarle a sus bebés. Sin embargo, aún así se sentían atraídos hacia la voz de sus madres, pese a que el ritmo de las melodías no variaba como el de las que no padecían depresión.

La ventaja es que al tener este tipo de interacción, ambos se ven beneficiados. Por un lado, el bebé recibía la estimulación sensorial necesaria para enfocar su atención y modular sus emociones. Mientras tanto, las madres experimentaban de manera simultánea una distracción de los pensamientos y emociones negativas asociadas a la depresión, y al mismo tiempo se sentían empoderadas como madres.

Fuente: Bebés y más

COMENTARIOS