Redes Sociales

La foto del hijo de Federica Pais que generó debate en las redes

Connie Ansaldi compartió en Twitter una foto de Dante Casermeiro siendo niño y jugando con armas y se generó rápidamente polémica

miércoles 20 de febrero de 2019 - 3:38 pm

El lunes por la mañana se conoció la detención de Dante Casermeiro, el hijo de Federica Pais, acusado de haber cometido varios robos en la localidad bonaerense de Vicente López, bajo la modalidad “motochorro”. La noticia generó consernación en todo el mundo del espectáculo. El joven de 19 años fue apresado junto a Octavio Laje, hijo de un funcionario público que acompañó a Martin Lousteau en sus funciones como embajador argentino en Estados Unidos.

Luego de que la noticia tomara estado público y apresaran a Casermeiro, Connie Ansaldi compartió en su cuenta de Twitter una foto donde se ve al joven de niño, portando armas de juguetes.

“Nuestros hijos nos dejan señales. Las armas de juguete no son un juguete: Dante a los 13. Lo que se naturaliza como juego, crece como riego”, expresó junto a la imagen.

Rápidamente, Ansaldi cosechó decenas de críticas, dentro de las que se encontró la de una seguidora que la cuestionó afirmando que muestra “hijos menores ajenos, mientras no dejás que al tuyo lo muestren en ningún lado”.

“No es menor, gansa. ¡Tiene 20 años!”, le contestó en ese mismo momento la periodista y también madre de Vincent Van Broock, de 13 años, la misma edad que Dante tenía en las fotos que ella publicó en Twitter, donde la sigue casi un millón y medio de usuarios.

“Eso no es una NERF (una pistola de juguete). Son armas que parecen reales. Si a ustedes les parece normal/ GENIAL! Yo les digo que uno va construyendo una personalidad. Las cosas no explotan y surgen de un día al otro. Si quieren mirar para otro lado en lugar de aprender: háganlo”, arremetió ante la catarata de críticas Connie.

Y siguió: “Al papanatas de Eguillor (por el hijo de la fiscal acusado de abuso) lo hicimos PURÉ (y bien merecido lo tenía). No veo la diferencia en este caso. Dos delitos diferentes de dos chicos con opciones, que elijen mal. Dos mamás que harían cualquier cosa por salvarlos (lógicamente) y víctimas de ellos que quieren un castigo Justo”.

En este sentido, Ansaldi dijo que “no en todas las casas está bien visto jugar con armas” aunque tampoco “eso quiere decir que si jugás con ellas serás ladrón”. “Pero si lo SOS y seguís el historial de la persona VAS A VER AHÍ LAS SEÑALES. A eso me refiero. Veo a muchos atajándose la cola de paja”, aclaró furiosa.

“Las que son mamás justificándose con el ‘mi hijo es re bueno, jugaba con armas y hoy es el mejor alumno’, no entienden ni por asomo lo que estoy diciendo. Tranquilas SON RE BUENAS MADRES… La violencia se naturaliza muchas veces desde pequeños. Algunos juguetes son símbolos de violencia. Eso también es educar. Tanto si les gusta como si no: es así. Lamentablemente es más fácil dejar que los chicos jueguen con lo que sea que invertir tiempo en enseñarles alternativas”, agregó en otro dos mensajes.

La conductora advirtió también: “TODOS LOS DELINCUENTES SON HIJOS DE ALGUIEN. TODOS. Así que el argumento de ‘juzgar al hijo de’ NO CORRE. Yo estoy observando un fenómeno externo sobre un hecho delictivo que se hizo viral. Nada más. Quién es su mamá no me compete”.

Pasadas dos horas, y ya con bastante revuelo, Ansaldi explicó que las fotos que ella compartió de Dante en esa red social estaban en el Facebook abierto del ahora acusado de “robo calificado por el empleo de arma de utilería en grado de tentativa”.

“Robó con un arma de juguete y posaba con armas de juguete de pequeño. Si ustedes no ven las señales son CIEGOS”, indicó sobre eso.

Y completó con otros dos tuits: “Entiendo que a muchas mamás y muchos de ustedes que han jugado o han dejado que sus hijos jueguen con eso mismo les pueda hacer ruido lo que digo. NO ES LINEAL ni es condicionante. Pero hay cosas en el juego de los niños que determinan conductas de adultos. A veces podemos verlo, a veces no”.

“Los papás intentamos hacer lo mejor posible. A veces nos sale bien . Otras menos bien. Pero cuando las cosas salen TAN MAL es imposible no revisar y ver que quizá conductas que naturalizamos no son realmente apropiadas. Que aquello que es ‘común’ no necesariamente es BUENO”, cerró.

COMENTARIOS