Rappi

Los números de Rappi, la app que se consolidó como todoterreno en Argentina

Cómo fue la expansión regional de la empresa de delivery colombiana que cumple un año en la Argentina

lunes 18 de febrero de 2019 - 7:28 pm

Poco más de tres años después de su creación, y tras una vertiginosa expansión de la mano de la famosa economía colaborativa, Rappi es una de las apps más usadas en Latinoamérica: valuada en más de mil millones de dólares, presente en siete países y con 25 mil comercios asociados, el mercado argentino se convirtió en base de su expansión.

El masterplan de la app creada por tres millenials colombianos provino de los mismos usuarios a través de sugerencias, contó Simón Borrero (34) uno de los fundadores de la compañía, a Fortuna. Hoy, la plataforma se encuentra en 40 ciudades repartidas en Colombia, México, Brasil, Argentina, Chile, Uruguay y Perú.

En la última ronda de inversores, un fondo que cotiza fuerte en el núcleo de Silicon Valley (Google, Apple, Yahoo, YouTube y Airbnb) apoyó financieramente la expansión.

A nivel Latinoamérica, Rappi tiene más de mil empleados y cuenta con el servicio de más de 50.000 repartidores, cuya función es llevar cualquier producto al usuario que lo pida. Hace exactamente un año desembarcaron en Argentina y prácticamente tiñeron de naranja las ciclovías de la Capital Federal, Córdoba, La Plata y Rosario.

La app lleva invertidos en el país más de 10 millones de dólares y muestra un crecimiento de entre un 20 y 30% mensual, con más de 2 mil comercios asociados, 200 empleados (la mitad trabaja para Rappi Argentina y la otra mitad son desarrolladores web que brindan soporte para Latinoamérica) y 4.500  Rappitenderos que realizan al menos un pedido por mes.

“Como empresa latinoamericana, Argentina es un mercado enorme, y con un gran potencial. La cultura delivery a la que está acostumbrado el argentino nos permitió que el lanzamiento acá sea uno de los más exitosos de las más de 40 ciudades que operamos actualmente”, explicó Matías Casoy, general mánager de la firma.

COMENTARIOS