Economía

Vienen más aumentos

Guillermo Laborda

Periodista. Máster en Economia, investigador UCEMA y Lic. en Adm. de Empresas

Después del salto inflacionario de enero, vienen más aumentos. El transporte ahora y en marzo, y el gas en abril

sábado 16 de febrero de 2019 - 9:28 am

Columna publicada originalmente en La Política Online

Comenzó a pleno la campaña política. Se observa en diferentes movimientos -judiciales y gremiales- y en marchas de beneficiarios de planes sociales y agrupaciones de izquierda. Sería inminente una decisión judicial para intervenir al PJ nacional. Fue esta semana el puntapié inicial también de las negociaciones paritarias y el superclásico de “SUTEBA vs. Vidal” sin solución a la vista.

Roberto Baradel quiere estar en la lista de diputados del kirchnerismo. No le sirve un acuerdo rápido con el gobierno bonaerense. La marcha del miércoles de los caciques de los planes sociales no tuvo casi apoyo gremial. Los de ATE que concurrieron están enfrentados y peleando por un lugar en la lista del Frente para la Victoria. La provincia de Buenos Aires es el territorio en disputa. María Eugenia Vidal mide 39% pero Mauricio Macri sólo 31%. Axel Kiciloff ya está en campaña. Estará en Balcarce auspiciado por el sindicato de trabajadores municipales. Se siente el elegido para ser candidato a gobernador en PBA aunque teme que sólo sea una herramienta de negociación con los intendentes del PJ.

Cristina Kirchner opta por el silencio -hasta en Twitter- y atiende aluvión judicial. Macri va definiendo quién puede acompañarlo en la fórmula presidencial. La ministra Patricia Bullrich es candidata pero tiene el problema que no le suma votantes por afuera del PRO. Su discurso respecto a la seguridad es el del PRO. Carolina Stanley en ese sentido, al trabajar en Desarrollo Social le permite pescar votos en aguas de otros partidos. Pero cualquiera de ellas deberá asegurar que su presencia mejora las perspectivas de votos que tendría Gabriela Michetti.

Pareciera, por los errores que cometen ambos contendientes a las elecciones presidenciales, que ninguno quiere ganar. Mauricio Macri señaló el martes que “la inflación está bajando” y a las 48 horas el dato del INDEC con el 2,9% de enero mostró lo contrario. La ansiedad por dar buenas noticias lo traicionó. Entran en escena los aumentos al transporte ahora y en marzo y los del gas en abril. Difícil ganar una elección presidencial con tantos aumentos salvo que enfrente esté Cristina Kirchner con su elevado nivel de rechazo. Lo mismo corre para la ex presidenta: difícil que gane una elección pero todos los errores cometidos por Cambiemos la mantienen aún con vida política. Ambos se necesitan.

Alternativa Federal aún no da señales de que pueda hacer buena elección. Ahora bien, si se observa en detalle lo que debería hacer el ganador de las elecciones apenas asuma el 10 de diciembre, podría entenderse que nadie quiera ganar en los comicios. No hay dinero para hacer populismo. Todo lo contrario. Hay que continuar con el ajuste fiscal salvo que se quiera reestructurar la deuda pública, lo que llevaría al país una vez más al submundo económico. Quien gane deberá encarar reforma impositiva, laboral y previsional.

La primera víctima de la alta inflación de enero fue la baja en las tasas de las “leliq” en pesos. Con inflación cercana al 3% queda poco margen adicional para continuar con el descenso. Afortunadamente, el mundo desarrollado está congelando la suba de tasas. La probabilidad de una recesión en EE.UU. en los próximos 12 meses trepó al 25% según una encuesta de Reuters. Hasta julio como mínimo la Reserva Federal no subirá las tasas. El Banco Central Europeo tampoco subirá tasas, por lo menos hasta fin de año. China crece pero desacelerándose. La guerra comercial China- EE.UU. puede desembocar en una recesión norteamericana. Los emergentes están recibiendo fondos ávidos de retornos. Pero en la Argentina, el riesgo país se mantiene elevado en 670 puntos esperando nuevas señales positivas para retomar baja. El salario real debería ya estar creciendo pero de forma lenta. El aumento a jubilados en marzo con el 11,8% de incremento es otra carta que se espera para que resucite el consumo privado.

El ministro peronista Dante Sica tiene que imaginar medidas sin costo fiscal dentro de su área y que den la sensación de que se va a una recuperación económica. A los anuncios de esta semana de suba en el mínimo no imponible para cargas patronales en salarios le vendrán más anuncios que el presidente incluirá en el discurso inaugural de sesiones ante el Congreso.

Es muy difícil ser Brasil

Informe preciso el del ejecutivo de banca privada que se escuda detrás del seudónimo del “oso”. Augura que para otra escalada en mercados se necesita ayuda externa. A continuación, los puntos principales de su envío a clientes:

1) La semana pasada fue la 17 consecutiva de ingreso de fondos en mercados emergentes por un total de u$s 3.680 millones vs. u$s 4.006 millones de la semana anterior y acumula u$s 15.900 millones en los que va del 2019; en los ETF (fondos) de acciones fueron u$s 3 mil millones y en bonos u$s 680 millones; China/Hong Kong se llevan la mejor parte con u$s 977 millones; sin lugar a dudas el flujo de fondos hacia nuestros mercados sigue muy activo y algunos ya se animan a decir que la tasa de 10 años vuelve a 2,30%.

2) En Venezuela sigue la saga y los mercados están congelados sin operaciones; los EE.UU. tratando de conseguir una resolución de Naciones Unidas la cual será vetada por Rusia y China seguramente mientras siguen las especulaciones de adónde se ira finalmente Maduro (Rusia, Turquía, México o Cuba); por ahora sigue con la protección de sus 2000 generales y los servicios y sus hermanos cubanos; mientras tanto Citgo es motivo de nuevas batallas con dos directorios, uno chavista y el otro de Guaidó que seguramente será el que obtenga el control de lo que esté en territorio norteamericano lo cual no es menor.

3) En Argentina se tomaron su tiempo pero finalmente las tasas bajaron de la estratósfera a la atmósfera y se ubican en el 43,9% al mismo tiempo limitaron la cantidad de Leliq que pueden comprar los bancos buscando desalentar el “carry trade”.

4) Todo esto con una pausa en el riesgo país y acciones quizás para cruzar este umbral se necesite otro empujón externo que en definitiva es lo que nos ha llevado hasta donde estamos porque la economía real no deja de mostrar pésimos números y todos los días nos enteramos de nuevos concursos y cierres de empresas; eso sí, la AFIP aumenta los intereses por morosidad.

5) Quedan transitar 9 meses de embarazo hasta las elecciones de octubre; como anécdota en el 2001 un peso era igual a un real y ellos en el medio lo tuvieron a Lula 8 años y a Dilma 6 años y la sacaron con juicio político; hoy ellos tienen inflación de un digito y son un país que supo ser investment grade y tiene un riesgo país de 175 puntos contra 675 de Argentina; será muy difícil hacer algo parecido a lo que hizo Brasil en los últimos 18 años.

COMENTARIOS