Champions League

Di María resolvió el partido con dos asistencias en su vuelta a Old Trafford

París Saint-Germain pisó fuerte como visitante y se llevó un triunfazo por 2-0 de su visita al Manchester United. Kimpembe y Mbappé anotaron los goles

martes 12 de febrero de 2019 - 5:59 pm

París Saint-Germain se llevó un valioso triunfo de Old Trafford tras derrotar por 2-0 al Manchester United, por el duelo correspondiente a la ida de los octavos de final de Champions League.

En el regreso de Di María al club que lo cobijó durante la temporada 2014-2015, el rosarino fue recibido por el público local con abucheos y silbidos. Él pagó con una actuación sobresaliente sobre el terreno de juego.

La etapa inicial fue frenética y tuvo de todo, excepto goles. Los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer salieron decididos a presionar al rival en cada centímetro del campo; mientras que los franceses intentaron contrarrestar dicha propuesta sacando el balón desde el fondo con rapidez.

Por momentos, la mitad de la cancha se pareció a un campo de batalla. Tal es así que hubo siete amonestados y una roja: Ashley Young y Victor Lindelof en el United; Presnel Kimpembe, Juan Bernat, Julian Draxler y Dani Alves del lado visitante. Paul Pogba se fue expulsado.

Tremendo golpe de Di María tras chocar con Young:

Tanta pierna fuerte, sumado al ritmo que mostró el desarrollo, tuvieron como consecuencia las lesiones de Anthony Martial y Jesse Lingard, que abandonaron la cancha para los ingresos de Alexis Sánchez y Juan Mata, respectivamente.

Los goles aparecieron en el complemento cuando se encendió Ángel Di María. A lo 8 minutos ejecutó a la perfección un córner desde la derecha y apareció Kimpembe por el segundo palo para vencer a De Gea.

Siete minutos más tarde, el argentino comandó un contragolpe letal desde la izquierda y le cedió el tanto a Kylian Mbappé que entró por el centro y desvió la asistencia hacia el fondo de la red.

A los 29 minutos ingresó Leandro Paredes por Marco Verrati y a los 35 se retiró la figura del partido: Di María salió en lugar de Colin Dagba, para la ovación de los que viajaron desde la capital francesa y el repudio de los que se quedaron con ganas de ver sus condiciones cuando vestía la camiseta roja.

COMENTARIOS