La Liga

Real Madrid le ganó el clásico 3-1 al Atlético y quedó como único escolta del Barcelona

En el choque de técnicos argentinos, el cuadro del Indiecito se quedó con el derby de Madrid, y además superó al Colchonero en la tabla de posiciones

sábado 9 de febrero de 2019 - 1:05 pm

Santiago Solari se quedó con el duelo de técnicos argentinos ante el Cholo Simeone y el Real Madrid le ganó 3-1 al Atlético Madrid y se quedó con una nueva edición del clásico de la ciudad. Además, con esta victoria, el Merengue pasa al cuadro de Simeone en la tabla de posiciones y queda como único perseguidor principal del Barcelona, que tiene un partido menos.

El conjunto blanco fue el primero en golpear en el Derby madrileño, a los 15 minutos de la primera etapa. Toni Kroos ejecutó un tiro de esquina, Sergio Ramos peinó en primera instancia y por atrás de todos apareció Casemiro con una pirueta para abrir el tanteador en el Wanda Metropolitano.

El 1-0 no fue un golpe para los Colchoneros, de hecho fue todo lo contrario. Tan solo diez minutos después que el brasilero inflara la red, Ángel Correa robó una pelota en mitad de cancha y asistió a Antoine Griezmann que definió de manera exquisita por debajo de Courtois para igualar las cosas. Si bien el tanto fue consultado en el VAR, el gol fue convalidado y todo el estadio festejó.

Cuando parecía que todo se iba en empate al entretiempo, Vinicius Jr desbordó por izquierda y Jose María Gimenez, en su afán por robar la pelota desde atrás, lo derribó dentro del área. Penal sin lugar a dudas y una ejecución soberbia de Sergio Ramos que volvió a ser un dolor de cabeza para los colchoneros.

En la primera etapa hubo abundancia de juego fluído, pero en el complemento fue todo lo contrario. El árbitro del encuentro no supo mantener los ánimos de los jugadores, que muchas veces fueron con violencia desmedida y solo vieron la tarjeta amarilla. Un segundo tiempo muy trabado, disputado de manera física y no tanto con juego y ocasiones como había sucedido en los primeros 45 minutos.

El ambiente se caldeó aun más cuando Álvaro Morata definió por arriba de Courtois y se llenó la boca de gol con toda la gente rojiblanca. Pero el juez detuvo todo y consultó con el VAR por una supuesta posición adelantada, que realmente fue muy fina. Anulado el tanto del local y el partido continuaba 2-1 para el Real.

En el afán de ir a buscar la igualdad y exaltados por el cotejo friccionado que se había generado, el elenco de Solari liquidó el pleito. Cuando el reloj marcaba media hora de juego del segundo tiempo, Gareth Bale se escapó tras un pase de Modric y cruzó un remate imposible para Oblak.

Un golpe de KO que terminó de derribar al Aleti cuando Thomas se fue expulsado. Un 3-1 para el Real Madrid que, además de ganarle a su eterno rival, lo pone a cinco unidades del Barcelona en la pelea por quedarse con el campeonato.

COMENTARIOS