Salud

Ejercicios para combatir las piernas hinchadas

Consejos para reducir la retención de líquidos y mejorar la circulación

sábado 16 de febrero de 2019 - 7:05 am

La hinchazón de piernas se produce por la retención de líquidos y por una mala circulación. En verano puede que esto sea más notorio, ya que el calor dilata las venas y hace que sus paredes pierdan elasticidad, por lo que se dificulta el retorno de la sangre desde las piernas hasta el corazón.

Esta situación genera una mala circulación, que puede tener un origen hormonal o estar relacionada con otros factores como un estilo de vida sedentario, una mala alimentación o pasar mucho rato sentado o de pie.

Si este problema se padece a lo largo de todo el año y no es puntual, lo más recomendable es acudir a un médico, ya que los factores que lo causan pueden ser de otra índole como renal o cardiaca.

Si diariamente realizamos 30 minutos de ejercicio aeróbico y de fuerza es posible contrarrestar los efectos de la acumulación excesiva de líquidos en los tejidos, problema que puede afectar en mayor medida a las mujeres debido a otros factores como la menstruación, el embarazo o la menopausia.

Se recomienda realizar una serie de actividades con un calentamiento previo de 10 minutos de ejercicio aeróbico de resistencia.

- Subir escaleras. Entra en acción el tren inferior, mientras que el riego sanguíneo incrementa su actividad. Para quienes practican deporte habitualmente pueden hacer cinco series de escaleras de 60 segundos de duración cada una, descansando entre ellas un tiempo de 30 segundos. Para los que no, simplemente subir por las escaleras en vez del ascensor.

- Saltos. Con esta actividad se consiguen mover los líquidos del sistema circulatorio y linfático. Teniendo en cuenta el estado físico de cada persona, este ejercicio puede realizarse de tres formas: saltando a la comba en cinco series de 10 segundos cada una, en un trampolín, o en una cama elástica.

- Sentadillas. Se ejercita también el tren inferior y ayudan a expulsar las toxinas de nuestro organismo. Esta actividad consiste en formar un ángulo de 90º con las piernas, como si nos sentáramos, y mantener esa postura durante unos segundos para volver seguidamente a la posición inicial. Se aconseja realizar tres series de 12 repeticiones cada una, destinando 30 segundos de descanso entre cada serie.

- Zancadas. Ayudan a incrementar la musculatura. Consiste en separar las piernas al ancho de los hombros, colocar una delante y otra atrás y flexionándolas, formar un ángulo de 90º.  Lo mejor es realizar doce repeticiones con cada una de las piernas, intentando mantener tanto la espalda como la cadera rectas.

- Carrera dentro del agua. Con el agua crece la fuerza del entrenamiento y se reduce la posibilidad de contraer lesiones. Algunos ejercicios que podemos realizar en este medio son correr, trotar o saltar.

Ante las piernas hinchadas, una buena hidratación puede ser de gran ayuda. Beber dos litros de agua al día supone la eliminación de líquidos a través de la orina y, por lo tanto, de una reducción del nivel de retención en los tejidos. Al realizar deporte, hay que beber más líquidos, ya que así se  favorece el correcto funcionamiento de los músculos y se reduce el riesgo de lesiones. Además, los alimentos ricos en ella también son muy útiles en esta época del año.

Si optamos por las bebidas diuréticas, hay que tener en cuenta que pueden acelerar la pérdida de líquidos, ya que aumentan la secreción de orina por los riñones y aceleran la eliminación de sustancias nocivas para el organismo. Para que la circulación de líquidos no se vea alterada lo más recomendable es evitar la sal y los productos con azúcares.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS