Salud

Formas de mantener la concentración mientras trabajás

Si sos de esas personas que se dispersan fácilmente, te damos algunas ayudas

jueves 14 de febrero de 2019 - 7:56 am

Concentrarse puede ser una tarea difícil y obviamente, esto tiene implicaciones en el mundo real para tu productividad diaria.

Debido a las redes sociales, las alertas por correo electrónico, los mensajes y llamadas telefónicas casi constantes, el trabajador de oficina promedio se distrae cada tres minutos. Peor aún, a menudo se necesitan hasta 25 minutos para recuperar el foco después de distraerse.

El enfoque es como un músculo, lo que significa que puede aumentar su fuerza cuanto más lo uses. Estas son algunas actividades que te ayudarán a concentrarte

Tomá algo de cafeína. Un refuerzo en momentos críticos durante el día te ayudará a enfocarte durante el resto de la jornada.

Prepará tu cerebro. Antes de comenzar una tarea, tomate unos minutos para despejar tu cerebro por completo.

No al multitasking. Tratar de hacer demasiadas tareas a la vez hará que tu rendimiento sufra en todas ellas. Una mejor opción es enfocarse en un solo trabajo a la vez y verlo hasta su finalización (o al menos hasta un buen punto de detención) antes de intentar algo nuevo.

Desenchufarse por 30 minutos. Intentá cerrar sesión durante treinta minutos en el mail y redes sociales para evitar romper tu modo de concentración.

Mantené la temperatura. Los ambientes de trabajo demasiado calientes o fríos pueden comprometer la concentración, por eso es importante que te sientas cómodo. Los estudios muestran que la temperatura más productiva tiende a estar entre 20 y 25 grados.

Música de fondo. Aunque el exceso de ruido de fondo es una distracción dolorosa, escuchar música puede ayudarte a enfocar tus pensamientos, siempre y cuando te guste la canción.

Trabajá dentro de tu horario natural. Diferentes momentos del día son mejores para varias tareas. Por ejemplo, muchas personas hacen su mejor trabajo de madrugada a media mañana. Mientras que el momento más difícil para mantenerse concentrado, suele ser alrededor de las 14 a 15 horas. Establecé tus tareas cognitivamente más desafiantes a primera hora y recompensá a tu mente cansada más tarde realizando tareas menos extenuantes. O, mejor aún, date un descanso yendo a caminar.

Identificá prioridades. Cuando decidís enfocarte en una tarea también necesitás identificar qué es lo que merece tu atención. Tomate el tiempo para hacer una lista de prioridades y así tendrás una mejor idea de qué tareas te están quitando un tiempo valioso a lo que realmente importa.

Tomá descansos cortos y frecuentes. Los descansos regulares (ya sea cada 25 o 50 minutos) en realidad te harán más productivo.

Fuente: Eme de mujer

COMENTARIOS