Salud

Cómo limpiar nuestros oídos sin dañarlos

Diferentes preparados que ayudan a quitar el molesto cerumen

miércoles 13 de febrero de 2019 - 7:38 am

La pérdida de audición es posible que ocurra debido al aumento de cera de los oídos, más conocido como cerumen. Es fundamental saber cómo poder eliminarla sin dañarlos en el proceso.

Es importante tener en cuenta cuáles son las causas de las molestias en los oídos por acumulación de cera. Esta puede molestar y causar irritación cuando hay un bloqueo o retención debido a su acumulación en el interior del canal auditivo. Esto muchas veces se da debido al uso de bastoncillos de algodón, que en lugar de limpiar lo que hacen es obstruir y causar malestar en el interior del oído.

El uso de hisopos, o de cualquier objeto puntiagudo, como horquillas, pueden generar que se empuje la cera hacia el interior del oído y cause la obstrucción. Las personas que usan tapones o audífonos, también tienen mayor riesgo de sufrir por la acumulación excesiva de cerumen.

Cuando hay exceso de cerumen en los oídos la persona puede sufrir alguno de los siguientes síntomas: comezón del canal auditivo, plenitud o sensación enchufado, mareo, zumbido en el oído, secreción del canal auditivo, disminución de la audición, dolor de oídos.

¿Como eliminar la cera de los oídos sin dañarlos?

Las recomendaciones siguen un patrón en general, que es: no introducir elementos puntiagudos el los conductos auditivos. El hisopo ha sido ideado con el objetivo de limpiar la zona mas superficial del oído y no su interior.

Solución salina

Es la primera estrategia que debemos aplicar. Debés mezclar una cucharadita de sal (7,5 g) en ½ taza de agua (125 ml) hasta que quede bien disuelta. También podés emplear suero fisiológico comercializado para una mayor seguridad.

Luego, empapá un trozo de algodón con la mezcla y dejá caer algunas gotas de la solución en el oído inclinando levemente la cabeza hacia arriba.

Mantené esta posición un par de minutos para que el líquido entre en el oído, y luego, incliná la cabeza en dirección opuesta para drenar la solución.

Preparados a base de aceites

Uno de los remedios más seguros y efectivos son las preparaciones aceitosas de venta en farmacias. Debido al carácter oleoso de la cera, existen preparaciones a base de aceite que disuelven el tapón para su posterior extracción.

Poné algunas gotas de este aceite en el oído y esperá a que actúe unos cinco minutos, sin movimiento.
Se debe repetir dos días seguidos para que se disuelva completamente la acumulación. El último paso será lavar el oído con agua tibia para eliminar los restos de cera.

Peróxido de hidrógeno

Facilita la disolución de los tapones en proporciones bajas. Mezclar partes iguales de peróxido de hidrógeno y agua. El peróxido de hidrógeno no debe ser superior a 3%. También podemos emplear soluciones preparadas de peróxido para su uso sobre los oídos.

Colocá algunas gotas de la mezcla en el oído e incliná la cabeza para que llegue hasta el interior. Dejá actuar un par de minutos y luego volteá la cabeza al lado contrario para drenar el líquido restante.

Glicerina carbonatada

Es un ingrediente natural que ayuda a suavizar la cera para facilitar su expulsión y podés conseguirla en la farmacia. Aplicate cuatro gotas, tres veces al día, para obtener buenos resultados.

Aceite de oliva

Es otro de esos buenos ingredientes para lubricar y ablandar la cera de los oídos y, de esta manera, facilitar su eliminación. Poné dos o tres gotas de aceite de oliva en el oído afectado antes de acostarte y dejalo actuar.

Repetí este tratamiento tres o cuatro días seguidos. Si tras su aplicación no se ha eliminado por completo el tapón o has experimentado nuevos síntomas debés acudir a tu médico.

Fuente: Vida sana

COMENTARIOS