Emiliano Sala

Cuál es la trama legal tras ser hallado el avión

Ahora se espera una dura batalla por el pase y los seguros del jugador, si es que estaban contratados

lunes 4 de febrero de 2019 - 6:20 am

Se confirmó el hallazgo del avión que transportaba a Emiliano Sala desde Nantes a Cardiff, apenas horas después de comenzar la búsqueda privada de la nave. Ahora, se abren nuevos y complejos interrogantes.

¿Qué pasó, verdaderamente? ¿Quiénes son los culpables? El foco, ahora, está puesto en la responsabilidad legal y las eventuales indemnizaciones de los seguros. Costos, juicios y posibles escenarios del día después. La trama legal ya empezó a correr.

En general, los clubes suscriben diversos tipos de seguros: en una primera medida, unas pólizas de responsabilidad para cubrir daños corporales causados a uno o varios jugadores.

Y pueden suscribir un seguro “hombre clave” sobre uno o varios jugadores del plantel, que protege al club en caso de perjuicio provocado por la imposibilidad del futbolista de jugar, ya sea por lesión o accidente. Pero rara vez se firman seguros de vida. Este seguro está calculado en base al precio de compra del jugador y a su valor de mercado.

Emiliano Sala acababa de ser transferido de Nantes a Cardiff, club con el que el futbolista firmó hace poco más de dos semanas un contrato en una operación de 17 millones de euros.

¿Qué ocurre en este caso? Para que un jugador pueda firmar contrato con un club diferente al que pertenece, necesita que la FIFA libre lo que se conoce como TMS, aunque en realidad las siglas completas son ITMS (International Transfer Matching System).

Es un certificado que habilita al jugador a firmar su nuevo vínculo con otro club y a entrenarse en otro lugar. La FIFA libró esa solicitud y por ese motivo Sala ya había firmado el contrato y se dirigía a Gales para comenzar a entrenarse con su nuevo equipo.

En un cable de la agencia AFP, la abogada Alexandra Cohen Jonathan, especialista en este tipo de operaciones, comentó: “El contrato de traspaso es válido desde el momento en el que es declarado ante la FIFA”. En este caso, Cardiff ya pagó los 17 millones de euros, según le informaron a LA NACION dos fuentes en Inglaterra. Lo que no fue informado desde Cardiff City FC es si el club galés contrató un seguro de vida por el jugador. Desde el punto de vista legal, el equipo tiene la posibilidad de presentar una demanda a la empresa de transporte aéreo en caso de un eventual siniestro. Cohen Jonathan aclara: “Hay un convenio en materia de accidentes de avión que prevé una indemnización automática por el transportista aéreo. Sólo que está limitada en unos 100.000 euros”.

Pero esa es sólo una parte del proceso legal. La abogada aclara: “El derecho automático de indemnización no se aplica si se demuestra una falta del transportista. En ese caso, el derecho a indemnización es completo e integral, es decir, que si el perjuicio es de 17 millones, se tiene el derecho a la integridad de la reparación”. En este punto, podría cobrar importancia el audio que el futbolista les había enviado a través de Whatsapp a sus allegados desde la avioneta, en el que mostraba preocupación por el estado de la avioneta. “(El mensaje) necesariamente va a provocar que se investigue el carnet de mantenimiento del aparato para tratar de establecer una eventual falta y declarar responsable al transportista o de uno de sus suministradores en el caso de un fallo de una pieza”, concluyó la abogada.

Sala volaba junto a un piloto en una avioneta monomotor Piper PA-46 Malibu, que desapareció el lunes pasado sobre el canal de la Mancha. Cardiff insiste en su falta de responsabilidad. “Hablamos con el jugador y le preguntamos si quería que hiciéramos los preparativos para su vuelo que, francamente, hubiese sido un vuelo comercial”, advirtió el presidente Mehmet Dalman, citado por su página web. “Se rehusó e hizo sus propios preparativos”, admitió. “No puedo decir quién organizó el vuelo porque en este momento no lo sé, pero claramente no fue Cardiff City”, agregó.

En la transferencia participaron el propio Emiliano Sala, su representante Meïssa N’Diaye, directivos de ambos clubes y el empresario británico Willie McKay. Este último fue el encargado de la búsqueda del vuelo. Su hijo, Mark, tomó un rol central al reconocer que fue él quien contrató el Piper PA-46 Malibu a pedido del goleador y su agente. El jugador había firmado un contrato por tres temporadas y media.

COMENTARIOS