Emiliano Sala

Cómo es el buque que encontró los restos del avión

El barco de inspección Morven, operado A-2-Sea, fue contratado por el entorno del futbolista luego de que se anunciara la suspensión de los trabajos

lunes 4 de febrero de 2019 - 6:03 am

Luego de 14 días de intensa búsqueda, la aeronave que piloteaba David Ibbotson y en la que viajaba Emiliano Sala fue encontrada en las profundidades de Canal de la Mancha por el buque Morven que fue contratado de manera privada por la familia.

El jueves 24 de enero la Policía de Guernsey había dada por terminada la búsqueda del avión: “Las posibilidades de supervivencia son extremadamente remotas”.

La noticia se difundió por intermedio de un comunicado en las redes sociales: “Revisamos toda la información que tenemos disponible y hemos tomado la difícil decisión de finalizar la búsqueda”, señalaron entonces.

Esto motivó a la familia a iniciar una colecta de fondos para poder financiar una búsqueda privada. Gracias al apoyo de millones de personas a través del sitio GoFoundMe esto fue posible y se contrató al barco de inspección Morven, operado A-2-Sea, que comenzó a trabajar este mismo domingo.

El buque Morven, construido en 1983, cuenta con con equipos de búsqueda de última tecnología, que se utilizarán para realizar un rastrillaje submarino de los restos en el área del último contacto de radar, ocurrido hacia las 20:20 GMT del lunes 21 de enero, cerca de la isla británica de Guernsey, en el Canal de la Mancha.

Minutos antes se había comunicado con la torre de control pidiendo un aterrizaje de emergencia. La embarcación cuenta de casi 20 metros de longitud, dos radares, un sonar de barrido y sensor de movimiento, y los investigadores, encabezados por David Mearns, trabajarán con mini submarinos para alcanzar zonas inaccesibles o cubrir distancias más extensas.

COMENTARIOS