Política

Explican cómo Néstor Kirchner espiaba con la SIDE

Raúl Rosa fue invitado a un programa de televisión donde contó el cambio que produjo en la Secretaría de Inteligencia del Estado la asunción presidencial de Néstor Kirchner

viernes 1 de febrero de 2019 - 10:33 am

El exagente de la SIDE Raúl Rosa reveló que Néstor Kirchner ordenaba espiar a Mauricio Macri y a Elisa Carrió. Rosa contó que el expresidente tenía una obsesión con la líder de la Coalición Cívica.

“Cuando estalla el país con la crisis del 2001, en enero del año siguiente se crea la División de Casos Especiales y me ponen a cargo, como objetivo de inteligencia teníamos grupos de personas que pudieran atentar contra el orden democrático. Eso durante los primeros seis meses de la presidencia de Eduardo Duhalde. Posteriormente, se agrega como objetivo de inteligencia el fenómeno narcotráfico. Allí nunca tuvimos inconvenientes con las gestiones hasta que asume el doctor (Néstor) Kirchner la presidencia, allí comienza un cambio de paradigma de lo que eran los objetivos de inteligencia”, detalló Rosa en diálogo con el periodista Diego Leuco en el programa Ya somos grandes, emitido por TN.

En ese marco agregó: “Los objetivos de inteligencia empiezan a cambiar, empiezan a generarse órdenes de reunión de información sobre personalidades políticas; empresarios; jueces; periodistas, dentro de donde estaba mi División. Algo absolutamente ilegal“.

Luego, reveló: “Nos ordenaban que confeccionáramos fichas con datos personales de mucha gente. (Roberto) Lavagna, (Mauricio) Macri, (Marcelo) Longobardi son algunos de los nombres. Todos están mencionados en la causa. Pero una cosa que me llamó mucho la atención, y que lo declaré en el juzgado, era la obsesión que tenía Néstor Kirchner con Elisa Carrió, era un secreto a voces. Las órdenes de requerimiento sobre ella eran diarias”.

La División de Rosa fue uno de los pilares en la investigación del caso Southern Winds (SW), cuando se detectó el envío de 60 kilos de cocaína en valijas a España. Sobre esto, recordó: “Nuestra división hizo estallar el caso. Pero a partir de ese momento, las jerarquías políticas del organismo nos enfocaron como a un enemigo. Nos persiguieron”. El hombre renunció a su cargo al día siguiente de que amenazaran con matar a su hija.

COMENTARIOS