Política

El Gobierno nacional se distancia de Scioli y cuestiona su plan de emergencia: “le falta plata de prevención”

El padre Juan Carlos Molina cuestionó la decisión del gobernador bonaerense en relación a su "plan de emergencia en seguridad", remarcando la falta de inversión en prevención. Esto se sumó a otras críticas dentro del arco político del kirchnerismo

lunes 7 de abril de 2014 - 7:58 pm

El gobierno nacional, a través del titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), el padre Juan Carlos Molina, cuestionó hoy la declaración de “emergencia en seguridad” y la serie de medidas lanzadas por el mandatario provincial Daniel Scioli, al considerar que “le falta la pata de la prevención”.

Previamente, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había desligado a la Casa Rosada de la decisión de Scioli al asegurar que “forma parte de su propia agenda”.

“Y sí, es de la provincia, estamos todos diciendo lo mismo. ¿Qué diferencia puede haber entre lo que dijo Capitanich o lo que pude haber dicho yo? ¿Cómo el gobierno nacional no va a querer que haya más seguridad? Es sentido común”, respondió Scioli.

En tanto, consultado por radio La Red si había hablado con la Presidenta sobre los anuncios, Scioli lo negó y afirmó: “Yo actúo en base a mi responsabilidad institucional, que hace al ámbito provincial”. [pullquote position=”right”]El Gobierno nacional se distancia de Scioli y cuestiona su plan de emergencia: “le falta plata de prevención”[/pullquote]

Por su parte el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, admitió que “la inseguridad es totalmente real”, con “una agresividad extrema de los delincuentes”, y defendió la declaración de emergencia en la provincia, al sostener que implica medidas que permitirán que haya una “gran presencia en la calle de policías bien entrenados”.

También la primera dama bonaerense, Karina Rabolini, afirmó que “la inseguridad existe” y “no” es un invento de los medios y remarcó que el gobernador Scioli no declaró la emergencia en seguridad por “cuestiones políticas”, sino para “tomar medidas contra el delito con mayor agilidad”.

No obstante el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, ausente al momento del anuncio hecho por Scioli el sábado pasado, se manifestó en contra de enfrentar la inseguridad a partir de “posiciones de coyuntura que responden a un interés de instalación mediática” y reclamó “atacar el origen del problema” que genera el delito.

Daniel Scioli explicó que lanzó dicho plan “sin ceder a ninguna presión demagógica” sino “con un gran sentido del deber y de la responsabilidad” y advirtió que “estamos frente a individuos que, por más oportunidades que les des, están dispuestos a todo”.

“No se trata de defender o respaldar a un gobernador o un gobierno, sino de defender a la gente de los delincuentes”, planteó el dirigente en diálogo por radio La Red, en donde pregonó que “no es cuestión de pelearnos con el Poder Legislativo o el Poder Judicial, sino de trabajar juntos”.

Desde el gobierno nacional, Capitanich se desligó de la declaración de “emergencia en seguridad” e insistió en vincular la inseguridad con la agenda de los medios de comunicación al señalar que “todos los días ocurren hechos positivos y hechos negativos”, pero “los negativos tienen más fuerza”.

Al hablar sobre la aplicación de las leyes y las diferentes iniciativas sobre seguridad en el Congreso, pidió que no se implemente una “estrategia demagógica” para “favorecer a un candidato presidencial”.

Tras esta afirmación, el jefe de ministros remarcó que la decisión de Scioli de declarar la “emergencia en seguridad” en la provincia “forma parte de su propia agenda y actúa en uso de sus facultades”.

En esa misma línea, el titular de la Sedronar alentó que “compren muchos chalecos y balas, pero también tripliquemos las becas deportivas, culturales, terapéuticas”, al tiempo que ironizó en que además “de los 15 mil policías retirados”, también reincorpore a “15 mil maestros, médicos, obreros, psicólogos, enfermeros, operadores y jubilados”.

COMENTARIOS